domingo, 11 de julio de 2010

Viajes a Europa

Hace un par de días, estaba en casa de una amiga, viendo una película.

Estaba muy aburrido, porque era una película extranjera, y mi attention span requiere de una trama que se mueva rápido, porque si no me distraigo y me duermo.
Evidentemente, al ser una película de arte, la trama no se movía rápido. O tal vez ni siquiera había trama, sinceramente no entendí nada.
Soy una papa en cuestiones de cine.

En fin. Mientras buscaba con qué distraerme, voltée la cabeza y me encontré con su computadora.

"¿Me puedo conectar a internet?", le pregunté; pero ella ni siquiera me contestó con palabras coherentes, porque estaba muy ocupada llorando desconsolada por... algo que pasó en la película, supongo; porque todos los protagonistas también estaban llorando.

"Me puedo conectar a internet", me auto-respondí.

Me dirigí a su computadora, y abrí mi mail.
Inmediatamente me llamó la atención un mensaje de una de mis mejores amigas, que ahorita está viajando por toda Europa.

"Seguro me va a contar cómo le está yendo", pense.
Wrong.

Hey torpeza, nada más quería decirte que sigo viva jajaja. En fin, te mando este mail para que veas que sí te extraño. ¡Adios!

Incrédulo ante la falta de detalle o de anécdota interesante contenida en el mensaje, yo me quejé en voz alta:
"¡No mames! ¿Me manda un mail desde Europa sólo para decirme... nada en absoluto? ¡Qué pendejada!", grité.

Mi amiga llorona, que ya había acabado de ver la película, apagó la tele y me volteó a ver.
"¿Qué esperabas?", me dijo.

"Pues... no sé. Algo.", le contesté.

Fue entonces cuando empezamos a hablar de lo mucho que los dos queríamos ir a viajar por las Europas, y de las cosas que queríamos conocer y hacer cuando estuvieramos allá.

Mi amiga me describió su viaje perfecto por el viejo continente, el cual, a decir verdad, me pareció un poco soso y cliché.
"Tu viaje perfecto me parece un poco soso y cliché", le dije a mi amiga.

Evidentemente, ella se molestó, y me preguntó por qué.
"Pues porque perdiste mi atención a los 15 segundos. Así de soso y cliché es", fue mi respuesta.

"¿Ah sí, señor interesante? ¿Y cómo sería tu viaje perfecto?"

Fue entonces cuando me concentré, y recordando varias cosas que había visto por la vida, y que me gustaría hacer, le dije:
"Sería el mejor viaje por Europa en la historia de los viajes por Europa."

Ella guardó silencio.
Yo suspiré, y me dispuse a entrar un poco más en detalle.
Hablando lo más rápido que pude, le dije:

Tomo un vuelo Charter en un DC-10 a Londres, aterrizo en Heathrow.
Tomo un taxi hasta el centro de la ciudad. No dejes que la gente te mienta, los hostales son para los feos.
Me quedo en Home House, el hotel más hermoso.
Llamo a una amiga que vive ahí y que vende Hash, pero no está en su casa.
Conozco a un par de ingleses, que de todos los lugares que existen, me llevan al barrio latino.
Coqueteo un poco en la megatienda Virgin, compro unos CDs, y después sigo a unas chicas con el cabello rosa.
Deambulo por la ciudad tratando de acostarme con alguien, hasta que empieza a llover y entonces regreso a Home House.
"Ministry of Sound" cerró, así que voy a "R.E.M. Forum", pero es noche gay.
Encuentro a una chica hetero, y bailamos frotándonos en la pista.
Tomamos un taxi hasta Home House, le quito la ropa, me mete su pie en la boca y cogemos.
Me quedo ahí cuatro o cinco días; conozco al mejor DJ del mundo: Paul Oakenfold.
Me pierdo el cambio de guardia.
Le escribo a mi mamá una postal que nunca mando.
Le compro éxtasis a un junkie italiano que trata de venderme una bicicleta robada.
Fumo mucho Hash, pero tiene demasiado tabaco mezclado.
Veo el palacio de Buckingham, veo el Big Ben, cruzo el Abbey Road.
Como mucha comida inglesa. Llueve mucho.
Todo es demasiado caro y me aburro; me voy a Amsterdam.
Todos los holandeses saben inglés así que no tengo que hablar holandés, lo cual es un alivio.
Camino por el distrito rojo. Visito un show de sexo. Visito un museo de sexo. Fumo mucho Hash.
Conozco a una tipa que sale en la tele holandesa y tomamos Absinthe en un bar llamado Absinthe.
Los museos son lo máximo. Muchos Van Goghs, y los Vermeers son intensos.
Deambulo por ahí, y compro muchos pasteles. Me como unos waffles increíbles.
Compro algo de coca y regreso al distrito rojo.
Encuentro a una rubia chichona que me recuerda a una amiga. Le doy 20 euros, y al final me deja venirme en sus senos, aunque estaba usando condón.
Platicamos de SIDA, de su padrote marroquí, y de ella.
Me despierto con el sonido de una vecina gorda cantando. Son las 8:00 a.m. y hace demasiado calor.
No tengo cambio, así que me pongo a bailar en la estación de metro hasta que alguien me da unas monedas.
Intercambo canciones con una chica filipina, y después me voy a Paris.
Camino por los Champs-Elysees.
Subo a la torre Eiffel por sólo siete francos. La maquina de boletos estaba rota.
Descubro cómo funciona el metro, lo tomo para ir a todos lados.
Fiesta de modelos. Termino con una modelo llamada Karina. Me hace un handjob en el Marriott, lo cual es la onda.
Jugamos billar, vamos de compras. Creo que me contagió de gripa.
Manejo un Ferrari que le pertenece a la familia real de Arabia.
Me beso con una modelo holandesa enfrente del Louvre.
Veo el Arc de Triomphe. Casi me atropellan cruzando la calle.
Me encuentro a Oakenfold otra vez, y me invita a Dublín. Me paga un vuelo en Aer Lingus, y me quedo en el Morrison.
Dublín rockea más de lo que me imaginaba. Paul me deja girar un par de discos con él.
Las chicas irlandesas son pequeñas como leprechauns.
Una tipa borracha me deja un chupetón después de llamarme "Señor México"; vamos a un bar y se desnuda para mí en el baño.
Me meto de contrabando a la fábrica de Guinness y me robo una cerveza tan buena que me provoca una erección.
Tomo un vuelo a Barcelona, que resulta ser un asco. Demasiados gringos gordos. Demasiados mercados de carne.
Me meto ácido en la Sagrada Familia, lo cual resulta ser todo un viaje.
Camino por la costa hasta el museo Gala Dalí, pero ya no me queda ácido, lo cual apesta.
Una amiga me llama a mi celular, y la dejo escuchar las campanas de la iglesia.
Santa Cruz es hermoso, pero no hay mujeres ahí, sólo hippies viejos.
Viajo hasta Suiza, donde irónicamente nadie pudo darme la hora.
Tomo el Glacier Express hasta Shiltone, que es hermoso en formas que no puedo describir.
Tomo el EuroPass hasta Italia, y termino en Venecia. Conozco a una chica que se parece a Rachel Leigh Cook y habla mejor español que yo.
Está viviendo en Europa por un año, con menos de 5 euros al día.
Viajamos en góndola, y compramos Hash. Ella cree que soy un capitalista porque una noche en mi cuarto de hotel cuesta más que todo su viaje. No parece molestarse mucho cuando pago nuestra cuenta.
La boto y me junto con una pareja que obviamente quiere un ménage à trois. Hay mucha tensión, pero el hombre ofrece darme ride a Roma, así que yo acepto.
Hay muchísimo tráfico; estamos parados por horas. La esposa es muy rara, y el esposo se la pasa viéndome con lujuria. Es como una película de Polanski.
Nos detenemos en Florencia, donde veo algún domo enorme. Hay una manifestación de estudiantes y todo se vuelve un caos. Pierdo a la pareja extraña, gracias a Dios.
Termino en Roma, que resulta ser grande, calurosa, y sucia. Es como Los Angeles, pero con ruinas.
Voy al Vaticano. Es ridículamente opulento.
Hago fila dos horas para entrar a la Capilla Sixtina, que ahora que está remodelada, se ve falsa.
Conozco a dos italianas menores de edad, y trato de convencerlas para que cojan y me dejen ver. Me aburro y voy por un helado.
Mi hotel tiene un gimnasio, así que hago ejercicio.
Me encuentro con un tipo del D.F. que dice que me conoce, pero estoy seguro de que sólo es gay, así que lo pierdo.
Me pongo muy ebrio y trato de tirarme un pedo, pero acabo cagando mis pantalones.
De regreso en mi cuarto de hotel, sueño con una chica hermosa, sumergida en agua. Me pregunta si me gusta, y me dice que puede limpiar pescado con su cuerpo. No sé qué significa, pero me despierto muy relajado.
Tomo un vuelo de regreso a Londres y pierdo el tiempo en el Piccadilly Circus.
Hago intercambio de playeras con una chica de Cambridge. La suya es Agnes B., pero me cuesta mi Threadless.
Ella parece ser puritana, pero en el fondo es toda salvaje. Casi no fija en mi trasero, pero se nota que quiere.
Al siguiente día, me meto ácido y me pierdo en el metro. Paso una tarde entera tratando de averiguar cómo salir.
Conozco a una chica linda que me promete hacerme un handjob en el baño, siempre y cuando no manche su abrigo Paul Smith.
Fumamos mota mientras escuchamos discos de Michael Jackson.
A la siguiente mañana, me despierto hablando conmigo mismo. Tengo un enorme golpe en la cabeza y no recuerdo por qué.
Hago mis maletas y llego justo a tiempo para tomar mi avión de regreso a casa.
Ese es mi viaje perfecto.


Mi amiga se me queda viendo, con la boca abierta, y me dice:
"¿De dónde diablos sacas tanta estupidez?"

Me encojo de hombros.
"Veo demasiadas películas, supongo..."

16 comentarios:

M A M B A dijo...

Caray, Ninja, todo sonaba tan bien... hasta que llamaste "góngola" a la góndola.

Poco más de las 4:30 a.m, sólo yo lo he visto, aún es tiempo de corregirlo y hacerme pensar, mañana en la tarde (nimodo que en la mañana,¿ya viste la hora?) cuando me levante , que todo fue un sueño y tú no escribiste eso.

¡Y qué buen viaje! Aunque si mi chica me contara algo así desde allá cada vez que va, difícilmente seguiría sonriendo mientras escribo esto. Hace bien en callarlo.

Mmmm... pensándolo, tu amiga del mail seguramente también lo hizo.

Saludos!

Ninja Peruano dijo...

Todo fue un sueño, es obvio, ja.

Señorita Morfina dijo...

Muchas chicas lindas y mucho ácido, para mi gusto. Fuera de eso, supongo que sí sería el mejor viaje por Europa en la historia de los viajes por Europa.

Saludos;

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Sexo drogas y Rock & Roll...

Ninja Peruano dijo...

Es ácido hipotético en un viaje hipotético.

la jesz dijo...

Orale que loco, que te aventaste antes de escribir eso? jajaja, definitivamente ves muchas películas.

Saludos señorito.

Ivan dijo...

JAJAJAJAJA
Es gracioso lo del pedo que salio con premio!!

osea es gracioso por que me acaba de pasar lo mismo...
estoy en un ciber café, el dueño me va a....

Ninja Peruano dijo...

Jesz: Nada, así es el extraño mundo de Dexter.

Broggler: Yo por eso siempre cargo mi laptop, para evitar verguenzas, ja.

PeKe dijo...

JAJAJA, me alegro volver a la blogosfera para encontrarme con este hermoso, hilarante y dehuevos post.

Bien, hiciste todo lo que yo quiero hacer MENOS ir al museo de Madame Tussauds en Londres y fantasear con las muchas figuras de cera que parecen reales hasta encontrarte con alguien (en tu caso chica en mi caso Jude Law) real para tener una sexo en alguna sala del museo...

AH, ir al 02 Arena a llorar rios...y desde el Big Ben buscar la segunda estrella a la derecha.

No concuerdo con la Señorita Morfina, para mi gusto faltó más ácido y menos Hash.

Ninja Peruano dijo...

¿Verdad que sí?
Siempre hace falta más ácido.

El mecartistrónico dijo...

¿Qué fue lo que más te gustó de la comida inglesa?

Ninja Peruano dijo...

El pescado con papas.

STELLA dijo...

Efectivamente, un buen "viaje"...hum!

Ninja Peruano dijo...

Viajezote.

Dani Sonrisas Màgicas dijo...

y eso que para el cine no eres bueno...

Ninja Peruano dijo...

Imagínate.