domingo, 18 de julio de 2010

Lección no aprendida

En estos últimos días, en los ratos de ocio que he tenido, me he estado haciendo preguntas constantemente.
¿Quién soy?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo estaré aquí?, ¿cómo terminó Lost?, ¿cuántos municipios tiene Campeche?, ¿qué pasaría si me hago un espectacular mohawk?

Entre todas esas interrogantes, hay una en particular que viene a mi mente una vez que ya me hice suficientes preguntas:
"Oh, querido y jóven Dexter, ¿por qué insistes en hablar contigo mismo?"

Justo cuando me voy a dar respuesta, me doy cuenta de que hacerlo sólo perpetuaría esa extraña costumbre que yo mismo me critico, así que en vez de darme una respuesta coherente, mejor me mento la madre.

Después me doy cuenta de que mentarme la madre sigue siendo hablar conmigo mismo, y que acabo de fracasar en mi propia prueba, así que la frustración me hace gritar "¡Carajo, Dexter!".

Es en ese momento cuando una sonrisa burlona se pinta en mi rostro, y digo "¿Ves? Lo sigues haciendo. Fracasaste la prueba"

Curiosamente, cada vez estoy más consciente de que sigo hablando conmigo mismo y de que soy un total idiota por darme la razón cuando me estoy burlando de mí y de mi incapacidad de callarme la boca.
Curiosamente también, mientras más consciente estoy, más me frustro; y trato de insultarme yo solo, para ver si de esa forma dejo de burlarme de mí.

Esto se convierte en un círculo vicioso, que cada vez me hace más gracia, me frustra más, y me hace gritar obscenidades más soeces.

Eventualmente, me encuentro a mí mismo caminando por la calle, vocíferando cosas como: "¡Carajo Dexter, cállate, déjame en paz! ¡No me molestes, no le hago daño a nadie cuando me contesto mis preguntas! ¡Vete al diablo, por eso la gente siempre se ha burlado de ti y te ha llamado batshit crazy!"

Es entonces cuando las miradas de la gente de alrededor me hacen volver a la normalidad, y entonces me doy cuenta de que me acabo de convertir en uno de esos locos con barba que caminan por la calle hablando en voz alta con nadie en particular.
La vergüenza se apodera de mí.

"¿Ya ves idiota? Lo hiciste de nuevo", me dice una voz burlona en mi cabeza.
"Cállate... sólo cállate...", digo en voz apenas audible.

Mi vida es una larga lista de errores repetidos y lecciones no aprendidas.

20 comentarios:

Mystique dijo...

"joven Dexter"??? Eres un anciano con barba!
Anyway, espero un día ir por la calle y encontrarte para burlarme de ti y de tu habilidad para ridiculizarte en público.
Espero puedas leer bien, ya que ves con dificultad pequeño gato esclavo.

Sam dijo...

Pero por qué crées que hablar contigo mismo está mal?

Ya que la mayoría de la gente es estúpida, creo que hay lógica en hablar con la persona interesante más cercana a tí, que en este caso eres tú mismo.

Y si la gente te ve raro, qué importa!!! Es así como les muestras que prefieres hablar solo que con ellos... ok, me parece que perdí el punto. Lo que es cierto es que a mí me gusta hablar sola n.n

allizzia dijo...

Yo nunca discuto conmigo. Dejo que los idiotas de mis voces internas me la rayen. Luego Moe se burla de mi y me llama patética, entonces me río audiblemente de mi y mi Alice interno le dice "Cállate y dame una cerveza". Luego recuerdo que no puedo beber cervezas mentales, me deprimo un poco y luego me río de mi. Alicia sacude la cabeza en decepción y me mira con ojos de "¿Cuándo aprenderás?"...

Oh...

Ninja Peruano dijo...

Puedo leer perfectamente bien, gracias.
Ja.

Anónimo dijo...

puto esquizofrenico

Ninja Peruano dijo...

Sí, tienes razón parcialmente.
Soy ligeramente esquizofrénico, sin embargo, no creo que haya escrito nada lo suficientemente revelador como para que puedas definir mi preferencia sexual solamente basado en ese post.
Por ejemplo, no te conté la vez que fui de viaje a un país extranjero, y un señor me empezó a hacer plática.
Era amable, aunque olía un poco raro. Creo que estaba ebrio, o drogado con alguna sustancia estupefaciente.
Sea como sea, después de platicar con él durante el transcurso de algunas cuadras, me preguntó si yo era "bi-curious", ante lo cual yo me saqué un poco de onda, porque si algo te dicen en la tele y en las películas, es que la gente ebria es capaz de hacer muchas cosas impredecibles.
Recordando todo esto, yo le dije que no, y que tenía que irme.
Me metí en un McDonald's cercano, y como una señorita me preguntó si podía ayudarme, yo pedí una hamburguesa con queso, aunque realmente no tenía hambre.
De todos modos la comí, y después fuí por un café.

En fin, gracias por tu preocupación, pero te aseguro que mi trastorno mental no causa daño alguno, y mi preferencia sexual no es homosexual.
Vuelve pronto.

Dani Sonrisas Màgicas dijo...

Tú eres una de esas personas que me inspira a preguntarles "Oye, seguro que no andas en drogas???"...

Ninja Peruano dijo...

Ojalá, pero no.

Anónimo dijo...

las voces te dicen que tengas sexo anal con negros, pa que te haces...

Ninja Peruano dijo...

Así es, pero después se ríen inmaduramente, así que pienso que sólo están tratando de joderme y confundirme para que tenga sexo anal con negros.

Malditas voces inmaduras.

M A M B A dijo...

A mi también me gusta hablar sola, pero no lo hago delante de la gente, jamás lo entenderían :/.

Deephardy dijo...

"¿Qué? Eso no es nada, uno debe de hablar solo de vez en cuando"

Eso fue lo que le respondió mi prima de como 10 años a su hermano, cuando este le contaba de forma burlona que yo hablo conmigo mismo, ¿y sabes qué? ella tiene razón.

Ninja Peruano dijo...

Es que simplemente es más sano...

Sophie dijo...

"Uno de esos locos con barba". Y lo triste es que ni siquiera tienes barba.

Ninja Peruano dijo...

Sí tengo.
Ya tengo.

KuDaKi dijo...

Y discusiones que nunca ganarás...

Ninja Peruano dijo...

Una parte de mí las ganará.

STELLA dijo...

Oye, yo no hablaba sola, yo tenia una amiga imaginaria y le decia "comadrita".... y antes de contarte esto tambien tenía la posiblidad de ser socialmente aceptable.

damn!

Ninja Peruano dijo...

Too late, honey.

KuDaKi dijo...

No, por que habrás perdido... es como si dijeras que ganaste un duelo a muerte de espadas contigo mismo, aunque "una parte de tí" haya dado el golpe final, habrás perdido...