miércoles, 1 de abril de 2009

Un cuento corto

Como sigo sin muchas ganas de escribir algo nuevo, el día de hoy postearé un cuento que escribí hace un par de años.
Puntos extra si alguien reconoce la canción que me dió la idea para escribir el cuento.

Prometo dejar de estar emo y escribir algo nuevo muy pronto.
De todos modos me han pasado varias cosas contables últimamente.

En fin, he aquí el cuento corto:

La lluvia no dejaba de caer.
Ella miró por la ventana y sonrió con su dentadura gastada y vieja.
“Cuando deje de llover vendrá. Vendrá, yo lo sé”
Se sentó en su mecedora favorita y se frotó los brazos, hacía mucho frío y estaba húmedo.

La casa era grande, y había sido hermosa hace muchos años, ahora estaba descuidada y cayéndose a pedazos; el papel tapiz se despegaba de las paredes, y no pasaba un día sin que apareciera una nueva gotera.
Y la lluvia no dejaba de caer.

Ella miró el reloj y alzó las cejas.
“Ya son las 3, y él llegará a las 6.”
Volvió a sonreír; pensar en su hijo la hacía sentir feliz, aunque cada vez lo viera menos. Él era un hombre ocupado, y no podía ir a verla seguido; sin embargo, ella no tenía a nadie más, todas las personas de su vida habían ido desapareciendo poco a poco, se habían ido volviendo etéreas, se habían esfumado junto a las gotas de lluvia, y ahora estaba sola.
Sola, excepto por él.
Él vendría cuando la lluvia cesara, pero la lluvia no dejaba de caer.

Volvió a mirar por la ventana, y a sonreír con su dentadura gastada y vieja.
Posó su cabeza en las almohadas de la mecedora, y sin que se diera cuenta, el sueño se había apoderado de ella.
Soñó con su esposo, que la miraba sonriente desde un jardín lleno de flores. La saludó con la mano y le hizo un guiño con el ojo, el sol brillaba y el aire olía a pasto mojado.
Una lágrima resbaló por su ojo, porque sabía que aunque él estuviera ahí, cerca de ella, jamás podría tocarlo.
Entonces un ruido fuerte la despertó, era un trueno.
La lluvia no dejaba de caer.

Ella miró el reloj y alzó las cejas.
“Ya son las 3, y el llegará a las 6”

Se puso otro suéter, y volvió a pensar en su hijo.
“Ojalá esté bien abrigado, hace mucho frío”

Entonces pensó en la última vez que la visitó, y como, a pesar de que ya era un hombre, siempre lo vería como su pequeño niño. Estaba más orgullosa de él de lo que jamás podría decirle.
Quería verlo, pero era un hombre ocupado y no podía estar con ella todo el tiempo.
Además, lo vería pronto, cuando la lluvia parara.
Pero la lluvia no dejaba de caer.

Sentada junto a la ventana, volvió a sentir que el sueño la invadía; no podía evitarlo, dormía siempre que estaba lloviendo.
Volvió a soñar con su esposo, y esta vez estaba más cerca, casi podía oler su fragancia de siempre, la fragancia que conocía muy bien, después de haber estado junto a ella tantos años.

Ella siempre había sido muy feliz, más feliz de lo que pensó que se podía ser, hasta el día en que él murió. Ahora cada rincón de la casa le recordaba algo, y si ya no lloraba era porque ya no tenía más lágrimas para derramar.

Volvió a despertar.
Miró el reloj y alzó las cejas.
“Ya son las 3, y él llegará a las 6”


Sí, llegaría, y entonces ella podría hacerle unas galletas, como cuando era niño, y lo vería con todo el cariño que sólo una madre puede tener.
Lo abrazaría y le diría que lo amaba.
Miró por la ventana y sonrió con su dentadura gastada y vieja.
Gastada y vieja, así se sentía últimamente.

Caminó por la casa, y llegó a la puerta. La abrió y miró hacia afuera, tal vez él ya estaba en camino.
Pero no vio nada, excepto la lluvia, y el viejo tapete de “Bienvenidos”.
El mismo tapete que había recibido tantas visitas durante los años, y que había sido la entrada a una casa llena de risas y alegría, pero que ahora estaba despintándose, y muy sucio.
Lo desempolvaría más tarde, ahora tenía mucho sueño.

Caminó de regreso a la casa, y se sentó en la sala. Sin darse cuenta, volvió a quedarse dormida.
Soñó con sus viejos amigos, radiantes y felices, todos le sonreían y la saludaban, en el mismo jardín lleno de flores de antes. Ella reía y caminaba hacia ellos, pero no se acercaban, era como si cada paso que diera hacia adelante, ellos dieran uno hacia atrás.

Despertó frustrada.
Miró el reloj y alzó las cejas.
“Ya son las 3, y él llegará a las 6”

Cada vez tenía más frío, y se sentía más cansada.
Pero la lluvia no dejaba de caer.
Fue hacia la mesa del comedor, y encontró una rosa roja, como la que su esposo le dio el día que se conocieron.


Por primera vez en mucho tiempo, pudo llorar, y lo hizo hasta que no pudo más.
Era como si toda la tristeza que había estado guardando todos estos últimos años saliera de ella de una vez y para siempre.
Y cuando dejó de llorar fue muy feliz.
Tan feliz como el día en que se casó, o el día que nació su único hijo.

Miró el reloj una vez más, y sonrió.
“Ya son las 3, y él llegará a las 6, llegará cuando deje de llover.”

Fue hacia su cuarto y miró las fotografías de su cabecera. Los dos hombres que había amado en su vida.
Se recostó en su cama y abrazó la foto. Cerró los ojos.

Soñó con su esposo una vez más, pero ahora podía tocarlo. Y también estaban sus amigos. Y supo que nunca más se iba a sentir sola.

Días después, la encontraron.
En su mesa de noche, estaba un ramo de flores marchitas, junto a la foto de su hijo, y un recorte de periódico que leía:
“Hombre es atropellado en avenida de alta velocidad.
La fuerte lluvia hizo que un vehículo perdiera el control e impactara con el joven.”
En su cama, había una mujer abrazando un portarretratos, con una sonrisa en la boca y el surco de una lágrima resbalando bajo sus ojos.
Y un reloj descompuesto, que llevaba marcando las 3 por varios años.

39 comentarios:

Miss Mac Lovegood dijo...

:_________________________(

Comparto la emocidad...

Ninja Peruano dijo...

^_^

Caras felices FTW

Violetta dijo...

esta bien chido pero tambien es muy triste :(
perdon, es que se me fue el internet y cuando me conecte ya no estabas :(

Violetta dijo...

♥ ♥ ♥ ♥

ash conectate de nuevo haha :(

Ninja Peruano dijo...

Jajaja ya no puedo, ya apagué el maldito aparato, pero tengo mi iPhone, ¿sirve?

Our Kid dijo...

3am- Matchbox Twenty

Ninja Peruano dijo...

Tú no cuentas. Tú ya sabías.

Andrea dijo...

Por qué escribes cosas tristes?? Y en primavera, cuando el amor está en el aire y las pseudo rockers y los vagos salen a pasear por las calles?? Por qué?

Ninja Peruano dijo...

Porque es triste pensar que los Petrelli tenemos una maldición de primavera.

Estúpidos vagos y estúpidas pseudo-rockers...

Andrea dijo...

Sí, definitivamente eso es lo meas triste. ¡LOS PETRELLI!... Dios...

The Fox dijo...

Está muy padre pero también triste
=(

Espero se te quite lo emo.
:)

Orland0 dijo...

Triste el cuento, pero muy bueno, de ves en cuando lo emo se viene en plena primavera.

P.D Aún no logro identificar de que canción te inspiraste.

lielico dijo...

Me gustó mucho este cuento,
y quiero leer más cuentos de
los qe has escrito y no
has publicado n.n

Akisuki dijo...

no que corto ninja!! esta triste pero
me mentiste me mentiste dijiste q corto ( me voy corriendo llorando)

Ninja Peruano dijo...

Andie: Me niego a usar un apellido menos cool.

The Fox: Ya se me está quitando, sólo fue cosa de momento.

Orlando: No es MUY conocida, no te preocupes.

Lielico: Pues tal vez alguna vez que me de flojera escribir algo nuevo...

Akisuki: Es corto, es de menos de 3 cuartillas.

BeRiTa dijo...

Lo enseñaste a alguien en la prepa?? Es que podría jurar haberlo leído ya!!

KuDaKi dijo...

¡Maldita sea!

La emez me brota por los poros del cuerpo y tú llegas con tu cuento (aún más) emo ¬¬

No, tu relato no me puso triste, pero el hecho de que es emo cuando yo estoy emo, sí.

Como sea... saludos, Niña Peruana.

Ninja Peruano dijo...

Bere: Nop, lo escribí después de prepa. Estaba en el blog hace mucho, pero lo borré.

Kudaki: No culpemos a mi emez de tu emez. Son emeces completamente distintas.

NinjaFan dijo...

Lo sabía
como buen Fan del Ninja sabía q ya lo habia lédo, pero aun asi de nuevo sus palabras sabias, causaron el mismo efecto de aquela ocasión!
aunque si eh deberias ewcribir algo menos emo!!!

Ninja Peruano dijo...

Ya tengo planeado el post de mañana... o pasado mañana, depende de a qué hora llegue a mi casa.
Y no es emo.

Alfonso dijo...

Sospechaba la influencia de: Maná - No ha parado de llover y de Gabriel García Márquez - Isabel viendo llover sobre Macondo, pero ahora resulta que matchbox 20 que me gusta más (y)

Ninja Peruano dijo...

Y en efecto, resultó ser Matchbox 20.

No soy fan de Maná, aunque de GGM completamente.

KuDaKi dijo...

Agree. Tu emez y la mía son completamente diferentes (y de tu arte al mío...).

Still...

¬€¬

Ninja Peruano dijo...

Nah, como dije al principio, caras felices FTW

(>^_^)>

La Diabla dijo...

Hola, llegue a tu blog por un comentario que dejaste:

"Deberían de existir más yoes y menos todoslosdemases"

y despues me puse a leer algunas de tus entradas pasadas (la ocupada me dicen) y este cuentito, que me conmovio hasta lo indecible, creo que la vejez es tan triste, tienes tanto que recordar, tanto camino andado, tantos dolores y todo sigue sin detenerse...

me encanto, yo tambien escribi un cuentito y me gustaria que lo leyeras

Lady Vendetta dijo...

que mala onda, como nos quieres contagiar la emocidad, y conmigo lo lograste...esta muy bueno

Ninja Peruano dijo...

La Diabla: Lo leeré gustoso.

Padawan: Gracias! Espero que no te haya puesto MUY emo.

[MnS] dijo...

3am- Matchbox Twenty



No sé ni cuál sea, pero Our Kid lo mencionó y tú lo callaste. Tengo mi punto extra?

=D

Denice Petrelli dijo...

3 a.m - Matchbox Twenty.
Miss ya.

Denice Petrelli dijo...

Yo soy la única que tiene puntos extras, Our kid no ¬¬ y la que está arriba de mí no ¬¬

Sólo yo ^_^
yo siempre tengo puntos extras, soy tu alma gemela, casate conmigo.

Ninja Peruano dijo...

Mns: Sí, pero sólo medio punto, por copiar en el examen.

Denice: Tú sí le atinaste. Punto extra y estrellita en la frente.

KuDaKi dijo...

Maldito racista.

¬€¬

Ninja Peruano dijo...

Leve, sólo leve.

KuDaKi dijo...

No pensé que estuvieras en tu casa un sábado por la noche... o que contestaras mi comentario, for that matter.

¿Esto se ha vuelto un madafaka msn?

Te dejaré de comentar, lo prometo... por lo menos en esta entrada... maybe.

Ninja Peruano dijo...

Jajaja sí, es como un msn chafa, donde todos pueden ver tu historial.

Y siempre contesto los comments, no sé por qué pensaste que no lo iba a hacer.
Y en efecto, estoy en mi casa en un sábado por la noche.
Simplemente soy demasiado cool como para embriagarme el día de hoy.

¡El Varol! dijo...

Ja ja ja, yo presiento que están muy raros tus comments compadre, pero me caes bien chingón, siga de emo, al cabo que nadie se queja...

Y si lo hacen, lo hacen por emos maricones.

Amigos dijo...

Si estas concienciado con la prevencion de los incendios forestales, hazte amigo contra el fuego! Necesitamos tu apoyo y compromiso! Visita nuestro blog, en el que te mantendremos informado de nuestra actividad, y hazte seguidor nuestro! Te necesitamos!!

Y unete a nosotros!! Eso lo puedes hacer en Tuenti y Facebook, somos el grupo "Amigos contra el fuego"... buscanos, y colabora!

UNETE!!!!

La Alicia dijo...

Órale, me gustó.
Yo tengo un buen de cositas escritas pero me da el telele si alguien las lee.

*movida de cuernos triple y sensual porque ya vi que hay una diabla por ahi*

Xenomorph dijo...

Me gustó la historía, no tengo idea de la canción que te ha inspirado... probablemente ya la pusiste pero como para estas alturas ya actualizaste el blog, me da hueva leer el resto de los comentarios.

¡Hey! ¡por lo menos soy honesto!
Pero agrego que esta entrada realmente provocó algo bueno... ver la Lair para mayores referencias =P