viernes, 12 de octubre de 2007

Diferencias generacionales

Últimamente, a mi papá le ha dado por venir a mi cuarto a ver tele, porque, evidentemente, mi compañía debe de proporcionar mucha felicidad y risas.
Si yo no fuera yo, también querría venir a ver tele conmigo.

Pero el punto es, que como yo normalmente estoy en la computadora, mi padre tiene completo control sobre la programación que se ve en mi televisor.
Lamentablemente, esto me ha traído un par de problemas.

Verán, mi papá es completamente anti-cristiano, pero por alguna razón, le hace gracia ponerle a los 5 canales cristianos que cablevisión amablemente proporciona para nosotros.
Ver a miles de mochos ridículos cantando y bailando "el señor baja al río" puede ser gracioso, pero ya basta!

O también le da por ponerle a canales culturales extremadamente aburridos, para "cultivar mi mente", pero como a la media hora de tener que escuchar a algun científico aleman hablar de los genes que nos hacen tener sarro, volteo para quejarme, y resulta que mi papá ya está profundamente dormido.

O pone películas que me entretienen, pero se queja constantemente. "¿Cuántas películas del maldito perro Beethoven existen? Ésta es la cinco! Cinco!"

O decide poner adaptaciones gringas plastilinosas sobre el Quijote, y después gritar cada vez que se equivocan en algo: "No se llamaba Alejandro Quijada! Gringos incultos!"

O, Dios nos libre, poner el suscriptor channel para escuchar conciertos largísimos y aburridos, y una vez más, dormir profundamente.


Ahora, esto podría parecer una queja, pero en realidad no lo es, me entretiene mucho darme cuenta que la metamorfosis a viejito gruñón se está realizando con éxito y antes de lo que esperábamos.

Creo que lo único que me conflictúa, es que no puedo oír música mientras las bocinas estén en el canal de la televisión.
Pero meh, ¿qué clase de momentos kodak tendríamos si me aislara con mi música mientras mi padre se queja de la programación, de la mala recepción, de como mi control si sirve y el suyo no, de lo borrosa que se ve mi tele a veces, de como está aburrido, y de como nunca hay nada en la tele?

Te quiero, viejito simpático.

Pero por favor, quítale a Louis Armstrong...

5 comentarios:

PumA dijo...

Hey... Armstrong esta super In!! Y los programas alemnes de cultura son mi hit... intercambiemos padres... al mio le entro la onda de ir a concierto masivos juveniles (como de Manu Chao o la maldita) hasta en frente... ya no estoy en edad

Andrea dijo...

Al menos, tu tele sí se ve, la mia las mañanas de sábados y domingos (que es cuando estoy en la casa)agarra dos canales y se ven cuadriculados.
Maldita señal.
Maldito decodificador.
Maldito cablevisión, maldito seas.

Andrés dijo...

Viejos los cerros…al menos ese recuerdo de la compañía de tu viejito viendo la tele junto a ti puede ser duradero.

No es tanto una diferencia intergeneracional. La verdad es que estamos tan pobres que sólo tenemos una tele, y esa es la del cuarto de Quebito. No, no soy anticristiano, soy profundamente religioso y trato de inculcarte el espíritu de Dios Nuestro Señor para que tu alma no caiga en tentación.

Y no, no trato de cambiar tu mente poniendo programas de científicos alemanes, tu mente ya no puede cambiar; ändern; zusätzlich gibt es Theorien, die vor hacerte gut, Ihre Neuronen verschmutzen konnten.

Yo sé Quebito bebé que Louis Amstrong te fascina, que finalmente tus neuronas están conectando con la buena música. Comienza a gustarte el Jazz, el Tango y sé que oyes ópera y blues de esclavos en tus ratos de aislamiento. Sé también que en la soledad de la noche traduces poesía minimalista y estás a punto de descubrir que provienes de Alfa Centauro y que tu papá no es Rubén. Never mind, ver la tele en tu cuarto es agradable y convivientoramente positivo.

Je ne transit pas par blogs, ce commentaire je le rends sous protestation et obligé par QueboDexter.

Con el cariño de tu viejito.

Andrea dijo...

THE POWER OF CHRIST COMPELS YOU!!!!

*esparce agua bendita por este blog*

Ninja Peruano dijo...

Ok... no entendi ni el aleman, ni el poder de cristo... ultimamente todos son mas listos que yo...