jueves, 27 de noviembre de 2008

Un largo e intenso día con Oasis

Best... concert... ever!

Disculpen ustedes, lectores imaginarios, que este post me haya tomado tanto tiempo; porque la neta pensaba postear desde ayer, llegando del concierto, pero llegué tan madreado que ya no lo hice; y hoy no estuve en mi casa en todo el día, así que hasta estas horas de la noche tengo tiempo de relatarles todo lo que pasó ayer.
Y déjenme decirles que pasaron un montón de cosas.

Caray, ni en capítulo de final de temporada de Beverly Hills 90210 pasan tantas cosas como ayer en el concierto.
Permítanme hacerles una última advertencia: el post no será una queja de eventos cotidianos y pendejadas de la vida diaria, como suelen aparecer en mi überlog; no, esta vez simplemente será un relato de mi día de ayer. Un relato moderadamente detallado y largo, eso sí.

Así que, lectores imaginarios, es su última oportunidad para dar la media vuelta e irse, si es que ustedes no quieren enterarse de lo que acontece en mi vida común y corriente; pero seamos realistas, parte del encanto de leer blogs, es el morbo de enterarse del chisme de la vida de otras personas.

Para los que decidieron quedarse a leer, esto fue lo que pasó ayer:

Me levanté, a horas inhumanamente tempranas (10 de la mañana) para llegar a casa de mi amigo a las 11 y de ahí ir directamente al Palacio de los Deportes.
Yo sé que era estúpidamente temprano, porque el concierto empezaba hasta las 8 30 de la noche; pero mi amigo es el groupie de Oasis más grande que existe en el mundo; y como, a fin de cuentas, me iba a ir en su coche, no me quedaba mas que atenerme a sus estúpidos horarios de maricón.

Llegué a su casa, y fue ahí cuando descubrí que me estaba dando gripa. Después de sonarme 40 veces y despertar a su hermana con el ruido de los mocos saliendo de mi nariz; por fin partimos.

Nos perdimos en el camino (mea culpa), así que nos tardamos un poco en llegar.
Ya en Palacio, nos dimos cuenta de que no sabíamos dónde estaba la entrada al estacionamiento, así que le dimos como 4 vueltas tratando de encontrarla. Fracasamos. Mi amigo, desesperado porque ya había cola para el concierto (una cola de no más de 20 personas, pero de todos modos mi amigo se puso histérico), me dijo que le preguntara a un gorila de seguridad dónde estaba la entrada.

Yo le dije que le diera calma, que faltaba muuuucho tiempo, pero me gritó que ya había gente, y casi me empuja del coche en movimiento para que saliera rápido. A regañadientes fui a preguntarle al gorila, quien nos dijo que estábamos parados justo frente a la entrada del estacionamiento, pero que éste abría hasta la 1.
Vi mi reloj: eran las 12 20.
Coño.

Pusimos las intermitentes, prendimos el aire acondicionado, y le subimos al iPod, teníamos que esperar 40 minutos parados ahí sin hacer nada.
Como a los 15, llegó otro coche y se estacionó detrás de nosotros. Se bajó un tipo todo alto y fuerte, y nos preguntó que si esa era la cola para el estacionamiento; mi amigo ya estaba echando pestes contra todos los de seguridad que no querían abrir la puerta, así que yo me adelanté a contestarle al tipo alto y fuerte, y le dije que sí.
Después de platicar un rato con ese güey, descubrimos que era a toda madre, y que se llamaba Mike.

Mike mandó a su hermano y a sus amigos a que hicieran cola mientras nosotros esperabamos afuera del estacionamiento, y nos dijo que nos podíamos meter con ellos para no hacer cola nosotros también. A huevo, Mike nos cayó muy muy bien.

Y dió la 1 y no abrieron.
A la 1 con 3 minutos, mi amigo me mandó otra vez con el gorila.
Le pregunte que qué pedo, y me dijo que no sabía, pero que le habían dicho que abrían como a las 3.
Cuando fui a informarle a mi amigo, casi me madrea de la desesperación.
De todos modos decidimos esperar en el auto.

Como a las 2 30, vimos a Mike hablar con un tipo del staff.
Después caminó hacia nosotros y nos dijo que había preguntado, y le dijeron que ya iban a empezar a dejar pasar gente, y que a los primeros que pasaran, los iban a acomodar en un lobby especial; y que el de seguridad le había dicho que podíamos dejar nuestros coches ahí, ir a que nos dejaran pasar, nos pusieran un sello; y después ya podíamos salir a meter el coche, con nuestro lugar apartado.

Fue como si le prendieran un cohete en el culo a mi amigo; me gritó que me bajara en chinga, para agarrar buen lugar.
Me bajé lo más rápido que pude, sólo para ver a mi amigo dar un portazo y correr a la fila. Después de como unos 10 pasos, le grité: "¡oye animal, dejaste las intermitentes puestas!"
Mi amigo regresó corriendo, y yo me quedé esperándolo como a 15 pasos de distancia. De repente veo que ese pendejo empieza a brincar encima del cofre de su coche, y ahí pensé: "coño, algo no está bien..."

Mi proceso mental fue interrumpido por su grito desesperado de "¡NO MAMES! ¡DEJÉ LAS LLAVES ADENTRO!"
Yo reí fuertemente, y después le grité "Eres un pendejo, Rafaél", porque mi amigo se llama Rafaél, y es un pendejo.

Los siguientes 5 minutos lo vi hacer todo lo posible por abrir su coche, desde tratar de usar las llaves de mi casa para abrir su puerta, hasta verlo brincar encima de las ventanas a ver si aflojaban.
Yo estaba muy tranquilo, porque todavía faltaban como 6 horas para el concierto, pero él estaba desesperado, porque:
1. Eran sus llaves.
2. Era su coche, y el de seguridad había amenazado con llamar a la grúa.
3. Estaba perdiendo los mejores lugares de pista.
4. Si trataban de abrir las puertas del estacionamiento, valían madres, porque estábamos estorbando de una forma bíblica.

Después de una breve discusión, decidimos tomar un taxi a su casa, para ir por el repuesto. Afortunadamente, después de contarle nuestra precaria situación al taxista, el señor le pisó a fondo, y practicamente voló encima de todos los coches. En 10 minutos ya estábamos casi de regreso en el Palacio.

Neta, nunca había visto a nadie manejar más rápido y esquivar a tantos coches; todo estuvo poca madre hasta la última cuadra, que estaba atascada de tráfico.
Cuando el taxista dijo "caray, no sé por qué hay tantos coches aquí", yo respondí "seguro algún imbécil está estorbando la puerta del estacionamiento del Palacio".
Mi broma no fue bien recibida. Fuck them.

Rafael le aventó un billete al taxista y me dijo que corriera hasta el coche; rompiendo la regla #1 de las amistades con Dexter:
No hacer correr a Dexter bajo ninguna circunstancia.

Corrí como 100 metros, y mis pulmones se llenaron de fuego, así que nada mas grité: "¡Corre muchacho! ¡Sálvate tú! ¡Salva tu alma!", y de esa forma vi a Rafa correr con todas sus fuerzas, mientras yo caminaba placidamente.

Afortunadamente, llegamos a tiempo, así que mientras mi amigo arreglaba los pedos de su coche, yo me formé.
En eso llegó un tipo a formarse atrás de mí, y me pareció gracioso contarle la pendejada que acababa de hacer mi amigo. Para cuando Rafael regresó, yo ya estaba platicando poca madre con el güey de atrás, que se llamaba Omar.

Ya con todos los problemas solucionados, llegó el aburridísimo proceso de esperar 6 horas en la fila; pero se pasaron relativamente rápido, porque llegaron otros 2 güeyes y la platica se puso chingona. Desde comparaciones del antigüo Guns N' Roses con el nuevo Guns N' Roses, hasta pláticas de como la vecina cincuentona de Omar no estaba de mal ver, pero no le daba entrada, porque estaba clavada con el vecino putañero que vivía en la calle de junto.
La neta la fila estuvo chida, y las horas se pasaron en fa; tal vez gracias al Gatorade con Vodka que había metido un amigo que nos alcanzó como a las 4 30.

A las 6 de la tarde, por fin abrieron las puertas y nos dejaron pasar. Fue ahí cuando nos dimos cuenta de que llegar a las 11 de la mañana no servía de nada, porque de todos modos, una vez adentro, tenías que correrle en chinga para llegar a pista rápido. De nuevo, la regla #1 de las amistades con Dexter fue rota.

Ya con buen lugar en pista, y todos apretujados, voltée a ver junto a quién nos había tocado, y note a una güerita preciosa como a 10 metros de distancia.

Le dije a Rafa: "extranjera a la izquierda", y en cuanto la vió, me dijo que sí, que realmente estaba hermosa.
Omar me empezó a retar a que fuera a hablar con ella, y yo la dudé, porque pensé que alguien así de hermosa no podía venir sola. Después de analizar la situación como 10 minutos, un tipo le empezó a hablar.
No me preocupó mucho, porque el güey era la persona más fea que jamás he visto en mi vida.
No era raza de bronze: era raza de cobre; y aparte, del cobre de los cables pelados en las casas abandonadas que hay por la Nápoles.
Neta era otro nivel de ñerez y fealdad.
Cuando vi que el tipo le estrechaba la mano a la güerita y se presentaba, dije: "¡a huevo, viene sola!".

El problema fue que lo dije un poco muy fuerte, porque no sólo me oyeron Omar y mis amigos, y me empezaron a presionar para que le fuera a hablar; sino que además me oyeron los amigos del Nopal, que eran igual de feos que ese muchacho.

Yo no sabía si ir a hablarle o no, por muchas razones, pero mis amigos me estaban presionando mucho.
Rafa me estaba diciendo que ya era soltero, y que me debía a mí mismo la oportunidad de ir a hablar con la extranjera, Omar me estaba haciendo burla, porque el Nopal me la estaba bajando, y otro güey llamado Francisco sólo me veía y hacía "Tsssss".

Para que me dejaran de molestar, les dije: "va, cámara, le voy a ir a hablar, pero primero tengo que establecer contacto visual, ése es el primer paso de todo acercamiento".
No lo estaba diciendo en serio, pero en eso voltée a verla, y ella volteó a verme y me sonrió.
Yo me asusté un poco, pero después la vi bien y ya no me quedó ninguna duda:
Neta es de las mujeres más hermosas que he visto, y aparte era toda pandrosa, y eso para mí siempre es un enciendepasiones.

El problema era que había tanta gente que llegar a ella era casi imposible, aunque estaba a menos de 10 metros.
Además, los amigos del Nopal me estaban viendo bien bien feo, y se estaban secreteando.

Decidí que no tenía mucho qué perder, porque aunque me madrearan, de todos modos ni lo iba a sentir, porque había tantísima gente que de todos modos iba a acabar madreadísimo al final del concierto.
Les dije a mis amigos: "bueno, here goes nothing, vuelvo en un parpadeo".

Sí, eso resultó ser una gran mentira, no volví en un parpadeo.

Aunque ya estaba decidido a ir a hablarle, llegar a ella era mucho muy difícil; así que tuve que irme metiendo entre la gente, centímetro a centímetro, aprovechando los empujones que siempre ocurren antes de los conciertos.

Me tardé como 20 minutos en llegar a donde estaba la güerita, gracias, en parte, a que los Nopaloides no me dejaban pasar, y estaban haciendo todo lo posible para abrirme.

Por puro ego, decidí que ningun tipo así de feo me iba a abrir, así que cada que podía, les metía un gancho al riñon o un rodillazo en los huevos. Sorprendentemente, la táctica resultó efectiva.

Lo mejor de todo es que no me había abierto paso cínicamente, y por eso mismo no le había revelado mis intenciones a la güerita. Hice que todo fuera discreto y pareciera un accidente.
Al final, un buen codazo en la nariz hizo que el Nopal se abriera los 5 cm que yo necesitaba para llegar.

Ya, por fin, había llegado a mi destino, pero ahora no sabía que decir.
Gracias a Dios, justo en ese momento, todos empujaron hacia adelante, haciendo que los que estábamos más cerca del escenario casi nos cayéramos.
La güerita perdió el equilibrio, ¿y saben quién estaba convenientemente posicionado para detenerla y salvar el día?
El Nopal.
Pero yo lo empujé y salvé a la güerita de todas formas.

Ya con eso, tenía pretexto para hablarle. Y eso hice, por los siguientes 15 minutos.
Se llamaba Caleigh, y era de Alemania.

Después de mucha plática sin sentido, le pedí su mail.
Ella me volteó a ver sorprendida, y me dijo, en un pésimo español: "¿y por qué crees que te voy a dar mis datos si te acabo de conocer?"
Sin una respuesta coherente a la mano, le dije lo primero que me vino a la mente:
"Porque... ¿Jesús me ama?"
Se me quedó viendo en silencio, y después se rió con una hermosa hermosa risa extranjera.
Me dió su mail y su teléfono.

Ya que lo había logrado, decidí que era buen momento para regresar con mis amigos, así que me despedí de ella diciéndo "ya me voy, porque tu amigo el feo está a punto de madrearme".
Ella me sonrió con su perfecta sonrisa europea, y me dijo "¿qué?"; y yo, siendo el Don Juán que soy, le contesté: "nada, te veo después".
¡Rawr!

Emprendí mi proceso de regreso, lo más rápido posible, y en el camino, me encontré con un amigo que no veía desde secundaria. Después de la obligatoria plática incómoda de 3 minutos, le pedí que me empujara para que pudiera pasar a donde yo creía que estaban mis amigos, porque la verdad ya estaba perdido.

En el camino me encontré a OTRA amiga, pero a ella no la veía desde primaria.
Me pasó su mail, y yo seguí mi odisea.

Después de como 10 minutos de empujar y empujar, yo ya estaba rindiéndome, cuando en eso escuché un grito marica; y cuando voltée a ver, era mi amigo Rafaél, a menos de 5 metros de mí.
Llegué, sudado y cansado, pero feliz de haberle podido callar la boca a Omar, porque mi vida no tendría sentido alguno si no pudiera probarle a un tipo que acabába de conocer hacía menos de 6 horas que ningún Nopal es mejor que yo.

Rafaél me volteo a ver, sorprendido de encontrarme después de que me había perdido hacía más de una hora; y yo lo saludé con un rotundo: "¡A huevo! ¡Nombre, mail y teléfono, papá!"

Como a los 3 minutos, se apagaron las luces y salieron los teloneros. Había regresado justo a tiempo. Dios está de mi lado.

Los teloneros eran The Secret Machines, y es la banda más aburrida que he visto en mi vida.
Nada más tocaron 5 canciones, pero cada canción duró como 7 minutos.
Por fin se fueron.

Todo estaba poca madre: yo tenía un lugar realmente envidiable, estaba junto a mis amigos, y ya iba a empezar el concierto.

Al ratito comenzó a sonar Fuckin' In The Bushes, y la gente empezó a brincar toda emocionada.
Y fue ahí donde me di cuenta de algo:
Nunca jamás había ido a un concierto donde hubiera más gente.

Neta estaba horrible, era como si hubieran tomado la estación del metro Hidalgo a las 8 de la mañana, y le hubieran metido el doble de gente.

Oasis empezó a tocar Rock N' Roll Star, y a mi me valió madres que no hubiera espacio ni para respirar, yo brinqué como si brincar estuviera de moda.
El problema fue que a la mitad de la rola, me di cuenta de que ya había perdido a mis amigos, y el mar de gente ya me había arrastrado a quién sabe dónde.

Así pasaron 2 rolas más, y yo ya no estaba pudiendo más; neta había demasiada demasiada gente, ya me estaba sintiendo mal.

Pensé en salirme, pero me di cuenta de que no había forma de salir, no había para dónde moverse.

Afortunadamente, diversión no me faltó.
Junto a mí había un tarado que había llevado a su hermano de como 11 años, y el pendejo quería cargar a su hermanito para que viera mejor.
"Ni madres", pensé yo; "si yo no veo, este cabrón menos."; así que cada vez que el chavo trataba de cargar a su hermanito, yo metía el codo justo donde le estorbaba y ya no podía mover los brazos para levantar al pequeño bulto.
Hice eso como 8 veces, hasta que el güey se rindió.

Pasaron como otras 3 canciones, y yo ya no podía ni cantar, neta me estaba sintiendo bien mal; así que simplemente me dejé llevar por el mar de gente, y al poco rato, llegué a un lugar un poquiiiito más despejado.
El único problema, era que había un gordo de mierda que tenía su codo en mi espalda.
No pensé que hubiera mucho inconveniente, hasta que después de un rato me di cuenta de que me dolía la espalda de una forma ojete.
Tratando de evitar mayor dolor, le clavé el codo en su enorme panzota, lo más fuerte que pude. Después de 2 minutos, el wey se tuvo que salir de la pista porque dijo que ya no aguantaba el dolor. O bueno, eso gritaba mientras le pedía permiso a la gente para que lo dejaran salir.

Me volví a meter al mar de gente, y me volví a perder en la marea; y deambulé por ahí como 4 rolas más; y justo en eso, Oasis empezó a tocar The Masterplan; una rola que neta me pega bieeeeen cabrón.

Yo canté (o más bien grité) a todo lo que daba, y como a la mitad de la canción, sentí que me agarraban la cintura.

Inmediatamente pensé que era algún puto tratando de camaronearme, pero cuando voltée a ver, resultó ser Caleigh. Yo sonreí como estúpido embobado, y ella me dijo, ahora en inglés: "Pensé que ya no te iba a encontrar, todo debe ser parte del Masterplan, ¿no?", y entonces me dió un beso en la mejilla.
Como no se me ocurrió nada que decirle, nada mas le sonreí con cara de tarado, y nos pusimos a cantar juntos.

Después me dijo que se había escapado del Nopal y sus amigos (bueno, ella les dijo "the ugly guy and his friends") y que la verdad le daban un poco de miedo. Yo me reí mucho, y estaba pensando "¡a huevo! ¡ya no me vuelvo a mover en todo el concierto!"; peeeero claro, todo lo bueno tiene que acabar, y entre tanto movimiento de olas y olas de gente, me empecé a alejar de ella, así que ya nada más le alcancé a gritar "¡MSN!", y ella asintió con la cabeza.

Y yo volví al mar de gente. Coño.

Fue ahí cuando pasó otra cosa que me sacó de pedo: mientras yo apañaba un lugar que había dejado tras de sí una gorda de mierda (equivalente como a 5 lugares de gente normal) que también se había salido porque se sentía mal; me encontré de frente con una amiga de prepa; y ella me reconoció y me abrazó.
Fue ahí cuando le dije (gritando): "¡No mames! ¡Todo el mundo vino al concierto de Oasis!"
Y en eso, escuché una voz junto a mi amiga que dijo: "sí, todo el mundo".

Voltée a ver quien era, y me quedé frío. Y eso es mucho decir, porque había tanta gente y hacía tanto calor, que estaba sudando como pueeeeerco.
Era mi exnovia/novia/exnovia/novia/exnovia/novia/exnovia, con la que duré 2 años y medio y a la que no veía desde hace un chingo.

Fue un momento... ligeramente incómodo, porque no acabamos en los mejores términos; pero el concierto estaba tan chido, y había pasado tanto tiempo desde que ocurrieron todos los desmadres entre nosotros, que ya ni siquiera sentímos rencor.
Platicamos como 2 minutos, y me dijo que si algún día quería, le hablara para tomarnos un café, porque había muchas cosas que teníamos que hablar.
Yo accedí a hablarle uno de estos días, pero decidí que irme de ahí era lo mejor, porque pasar el resto del concierto junto a ella hubiera sido muy freaky.

De nuevo, me metí con la gente y antes de darme cuenta, ya estaba casi del otro lado del escenario. Lamentablemente, ya me estaba sintiendo mal otra vez.

Estaba madreadísimo, llevaba cerca de 10 horas parado, y no había desayunado, comido, ni cenado nada; además, en todo el día sólo había tomado como 2 vasos de agua, y había sudado litros y litros; así que sentí que estaba al borde de la muerte.

Hacíendome para atrás de forma milagrosa, llegué a un pequeño clarito donde casi no había gente, tal vez porque ya estaba bien lejos del escenario.

Ahí me quedé un rato, en lo que la banda acababa de tocar, se metían a backstage, la gente los llamaba para el encore y todo eso.

Salió Noel Gallagher con una guitarra acústica, y yo supe lo que iba a pasar: Don't Look Back In Anger.
Esa canción me iba a hacer llorar.

Desde que estábamos haciendo fila para entrar, yo me empecé a mentalizar: cuando tocaran Don't Look Back In Anger, no le tenía que marcar a ella.

Empezaron a tocar, y yo estaba cantando con todo el sentimiento del mundo, y las lágrimas se me escurrían por la cara con una facilidad impresionante.
Neta estaba chillando cual Magdalena.
Cuando cantaron la frase de "You ain't never gonna burn my heart out", yo me puse a chillar más fuerte que nunca, y mi voluntad se fue a la mierda; le tenía que marcar a la persona que debería de haber ido al concierto conmigo.

El coro estaba a punto de empezar, y yo ya estaba a punto de marcarle, cuando pasó algo que neta pareció salido de telenovela:

Estaba metiendo la mano al pantalón para sacar mi iPhone, cuando alguien me agarra el brazo, y me dice al oído:
"No le marques, no la cagues".

Voltée a ver qué pedo, y me encuentro con una de las niñas más importantes de mi vida; la niña a la que llevaba más de un año sin ver; la de los momentos Claudescos.

Ella también estaba llorando, y me dijo: "te vi desde hace rato, pero no te había querido venir a saludar porque no sabía si te iba a parecer o no; pero cuando empezaron a tocar esta canción no lo pude evitar, creo que llegué justo a tiempo, ¿no?"

Yo seguía completamente estupificado por todo lo que estaba pasando; neta a veces creo que mi vida es una novela del canal de las estrellas; porque lo que acababa de pasar no podía haber estado mejor planeado ni con intervención divina.

Lo único que pude decirle fue: "¿cómo sabías que le iba a marcar?"

Me contestó que se había enterado que yo acababa de cortar, y que sabía lo difícil que todo esto debía de ser para mí, y que también sabía que marcarle ahorita no iba a ayudar en nada.

Yo la vi con lo que seguramente fue una mirada de profunda gratitud; y ella me dijo "oye, te dije que siempre te iba a estar cuidando, ¿no?"

Todavía estupefacto la abracé, y cantamos juntos Falling Down y Champagne Supernova.

Después me dijo que tenía que regresar con sus amigas, porque si se acababa el concierto y no las encontraba, iba a dormir en la calle.
Me dijo que si un día estaba libre, que le marcara, y que podíamos salir a algún lado.

Se fue tan rápido como apareció; y yo decidí encontrar a MIS amigos, porque el concierto ya estaba por terminar.

A lo lejos, vi una bandera de Inglaterra, y supe que alguien tan ridículo sólo podía ser Rafaél, así que emprendí viaje.
Justo cuando acabo I Am The Walrus, encontré a mis amigos, al tiempo que se prendían las luces.

El concierto ya había terminado, y habían pasado tantas cosas que todavía no las acababa de comprender.
Entre la gente me encontré a Omar; y me dijo "¿qué pasó carnal? ¿si hubo aplique con la güerita?"; y yo, orgulloso, le pude contestar: "¿Con Caleigh? Sí, aquí tengo su telefono"

Omar rió alegremente y me dijo "¡a hueeeevo, ése es mi chaparro chingada madre!"

Después, madreadísimos, ya emprendimos el retorno, pasando a cenar y a hacer Pit Stop a casa de Rafaél; para después yo poder llegar a mi casa y dormir las pocas horas que me quedaban antes de tener que despertarme para mi exposición de las 7 de la mañana.

Amanecí adoloridísimo, torcido, lastimado y cansado; pero no me queda ninguna duda: valió la pena.
Cada segundo.

Es el mejor concierto al que he ido.

Lo mejor de todo es que tengo el teléfono de una extranjera preciosa a la que estoy casi seguro de que le gusto.
No sé si vaya a hacer algo al respecto, porque ahorita estoy tratando de tomarme un tiempo para mí; para resolver unas cuantas cuestiones existenciales que traigo colgando desde hace rato; pero de todos modos; el ego boost nadie me lo quita.

Best... concert... ever!



PD: Si quieren leer una reseña del concierto, Our Kid escribió una muy buena aquí.

31 comentarios:

Jvr dijo...

Interesante, muy interesante.


Y qué chingón que tengas amigas como Claudia.

Y que te encontraras a todo mundo.

Ninja Peruano dijo...

Yo sé.
Hay días bien intensos caray.

Qué pedo primo, pa' cuándo la peda en japón?

Lenna dijo...

No mames, llegué a mi trabajo al 20 para las 9 para apurarme a mi chamba y mira ya son 9:18 y acabo de leer la mejor reseñoa de un concierto que he leído en mi vida!! Felicidades!! Y bueno si tomamos en cuenta que estoy cruda, merezco un aplauuuuso no?

Jelicidades tu ninja übersensual!!

Maese Pitirijas Mcloud dijo...

Mi estimado Padawan, no cabe duda que tiene talento innato para convertirse en el elegido. Siga por el buen camino y continúe fomentado ese intercambio con el viejo continente y aunque sienta que se lo esté cargando Lagrimita no marque, eso es solo para mariquitas sin calzones.

Odile dijo...

Dios te ama! es un hecho, no importa a cuantas gordas insultes, a cuntos gordos golpees ni si te burlas de tu prof. a travez de tu iPod y este concierto es la prueba de ello... seguro fuiste un santo en tu vida pasada y como pago ahora puedes hacer todo lo q quieras >:)

Ninja Peruano dijo...

Lenna: Yeah!
Siempre da gusto saber que estoy aportando a la desidia laboral.
Y mejor todavía si te gustó mi historia. Espero que no tengas que trabajar tiempo extra por mi culpa.

Master: No no, gracias al señor Jesús Cristo me detuvieron de marcarle, justo a tiempo.
Y el intercambio con el viejo continente es algo que tiene gran potencial. Llamémosle intercambio cultural con fines didácticos.

Ninja Peruano dijo...

Odile: Mi guía espiritual me dijo que una vida pasada yo fui Gandhi, pero en versión menos homosexual. Como un Buda menos gordo. Caray, creo que fuí lo mejor de todas las religiones combinadas.
Sólo así explico mi buena suerte actual. Jesús me ama.

Gracias por leer todo el choro =)

Andrea dijo...

Me encantó la reseña.
Sólo me queda una duda que no me ha dejado dormir:
Alguna vez viste un final de temporada de Beverly Hills 90210???

silvestre dijo...

Bien maestro; que buena divertida. Aparte de todo siempre salir con Rafa es garantía de aventuras. A ver si la alemanainglesaeuropea...hay que mejorar la raza. Aunque espérate un rato.

Miguel Matus dijo...

Me marié,(de marear), me dió claustrofobia,me vomité,me dolió la espala, tenía un chingo de hambre, y todo eso sin ir al concierto. Tienes un poder chidísimo de trasmitir tus emociones y sensaciones. Felicidades.

Orland0 dijo...

Tú dia si que estuvo de lo más chingon, yo siempre he dicho que los chaparros somos de los más atractivos! pero asi son esos dias en los que al principio salen de la verga pero al final te fue de 5000 maravillas!

Salu2

Ninja Peruano dijo...

Andie: No, pero el otro día vi un capítulo donde una loca acosaba a Brandon, y temí por su seguridad.
No sé cómo me perdí una serie tan buena...

Silvestre: No pierdo nada manteniendo el contacto. Si mejor ahorita o mejor luego; eso se resuelve soo, y a su debido tiempo.

Matus: Mil gracias, me da gusto que después de casi 2 horas de escribir la reseña, a la gente le haya gustado. Así, hasta da gusto escribir tanto.

Orlando: La mera verdad, sí; los chaparros rockeamos.
Y mi día fue sumamente intenso, pero cada segundo valió la pena. Gracias por leer toooodo el choro!

Claudia dijo...

Ay niño me dio muchisisisimo gusto encontrarte ayer, y me dio mucho mas gusto todavia llegar justo en el momento mas oportuno jajaja
Sabes que siempre vas a ser mi alma y te adoro con tooooooodooooo mi corazooooon, y te lo dije en el concierto y te lo digo ahorita otra vez, siempre, SIEMPRE te voy a estar cuidando, porque lo unico que quiero es que seas la persona mas feliz del mundo!!!
Que buen concierto!! Y que bien escribes!! Neta escribes de poca madreeee!!
Marcame cuando tengas tiempo para ver si nos vemos no??
Te quiero muchisisisisismo patan!!!

arpibitch dijo...

nunca nunca había leído un post tan grande sin aburrirme, mi último concierto fue el de Zoe y lo más emocionante fue que leon en su estado de drogas en ves de cantar gritaba con su megafono Tamales!! atole!!! y no no le hables es obvio que no pude manejar la situación... eres demasiado sensual para ella jajajajaj

Ninja Peruano dijo...

Clau: Gracias niña, neta llegaste en un momento bien intenso. ¡Maldita canción triste!
¡Te adoro niña!
Gracias una vez más.

Arpibitch: Zoe me parece una de las bandas más sobrevaluadas de la actualidad. León es un pinche mamón, y nunca he entendido por qué, si canta horrible...

Pero en fin, que no te haya aburrido significa que hice buen trabajo! Bien por mí!

Miss Mac Lovegood dijo...

Neta... que escribes genialmente Ninja!!!

Se ve que es poca madre andar codeando a gordos y gordas en los conciertos contigo y tus cuates.

Y bueno, aunque como dices, tu vida podria ser digna novela del canal de las estrellas... pues es la chispa!!!

Jajaja, no mames, poca madre tu post... en serio :D

Ninja Peruano dijo...

Muchas gracias!
No sé si sea la onda, pero al menos la chispa sí soy, eso seguro.

Y una vez más, gracias por los cumplidos, hacen que me chivée, pero se siente chingón.

LUIS TORRES dijo...

Hey tio eres peruano ke vive en mexicoÇ??? o solo te pones ninja peruano porque te gusta?

muy buen blog eh....


sigo leyendo...

Ninja Peruano dijo...

Pues sí, vivo en México, y soy un ninja muy sexy.

Lo de peruano es solamente por mi gorrito chingón.

Espero que sigas pasando por aquí entonces.

Claudia dijo...

Oye patan!! estuve leyendo toooodo tu blog y me encanto!! te iba a comentar en cada una de las entradas pero como que no tiene caso no? jajajaja
Escribes super bien niño!! nunca me voy a cansar de decirtelo!! te admiro un chingo y te adoro!!!

Ninja Peruano dijo...

Gracias niña, neta significa mucho para mí que a la gente le guste lo que escribo.
A fin de cuentas, por más que diga que lo hago porque me gusta, la mera verda' es que nadie escribe un blog si no espera que lo lean.
Para eso existen los diarios con candadito.

PeKe dijo...

JAJA, y a ti que te pasa? En primera... nunca mas te atrevas a decirme que tu vida es normal.

Creo que ni Lety la fea tenia tanta suerte, y mira que a mi parecer de todas las novelas ever que ha habido de esa historia, Lety tuvo al mejor galan (Jaime Camil) pero eso es otro pedo...

Por donde empezar, yo nunca hago amigos en las filas.. a lo mucho les pido un cigarro, y cuando hay un wey guapo no viene a hablarme.

Y ademas yo NUNCA vuelvo a encontrar a mis amigos, y mira que tambien son ridiculos con banderas o carteles de cartulina amarilla chingame la pupila que dice: " I lobe you"

Pero bueno, Oasis eh? HAHA ok mentí, extranjera eh? Que interesante.

No de hecho estoy estupidamente feliz porque te encontraste a la niña de los momentos Claudescos, porque eso significa... mas de esos momentos que tanto me gustan.

Es que nada mas te falto encontrarte a: mi.
Pero lamentablemente no pude estar presente, porque... pues nunca compre el boleto y nadie me invito.

Igual y te habria insipirado un buen parrafo para esta reseña, ni hablar! Sera otro dia, en una fiesta de una tal Sofia. Ojala.

Esteeeem, seeh.. es que ya no se que mas decirte Dexter, eres el mejor!

Ninja Peruano dijo...

Pues es que mi vida es normal!
Digo... normal para mí, pero a fin de cuentas yo la veo normal.

Y si realmente tuviera tanta suerte, yo también conocería a Jaime Camil jaja.
No, pero neta, ultimamente la suerte sí ha estado de mi lado. Es bastante freaky en realidad.
Ya me estaba acostumbrando a que las cosas fueran de una forma, y ahora resulta que cada vez que pongo un pie afuera de mi casa, algo chido sucede; estoy a punto de vender los derechos de mi vida a un gran estudio televisivo, estoy seguro de que sería un reality show que reviviría el género.

Y sí, definitivamente, si te hubiera encontrado en el concierto, hubieras inspirado más de un parrafo.
Probablemente serían de como me encuentro a mi stalker en todos lados, y temo por mi vida; y diría que estoy a punto de meterme al programa de protección de testigos.
Lástima que no fuiste, neta te perdiste de uno de los mejores conciertos del año (y no digo el mejor porque escuché que el de Duran Duran también estuvo poca madre)
Pero tienes razón, ya habrán muchas fiestas de niñas llamadas Sofía donde te podré ver; y enseñarte de una vez por todas la diferencia entre lo que tu consideras una cosa y lo que en verdad es.

Eres la onda, stalker.

★..Fanny..★ dijo...

No manshes!!! a eso le llamo yo anécdota jajaja, un día definitivamente INTENSO =p

Traumatismo dijo...

Wow! Me encantó este post.

Realmente pareció que durante todo ese concierto diste una gran vuelta por tu pasado, presente y, ¿quizá futuro? durante toda la reseña me mantuviste a mi y seguramente a otros muchos lectores literalmente al borde del asiento. La neta que chingón concierto. Luego luego que terminé de leerlo fui al tutubo a escuchar la canción de dont look back in anger y me quise bajar todas y cada una de las canciones que tocaron. Porque he de confesar que en toda mi historia P2P no he bajado una sola canción de Oasis y realmente los desconozco. sin embargo fui brutalmente desanimado al encontrar pura porqueria de 128kbps así que cierro mi comentario con una petición...

¿Me las pasas?

De nuevo, que gran concierto, literalmente me arrepiendo de no ser fan para tener la emoción de haber ido...

Ninja Peruano dijo...

Fanny: Una anécdota para contarla en todas las sobremesas por el resto de mi vida, definitivamente.

Pooh: Pues es que nuestros gustos musicales son un poco diversos, tu eres más merolito que yo, y yo soy más rock clásico.
Espero que ahora ya aprecies un poquito más a Oasis, y de todos modos con todo gusto te paso las rolas. Sobre todo la de Don't Look Back In Anger.
El próximo concierto, definitivamente nos lanzamos, va que va?

Pät dijo...

En fin... Oasis es Oasis...
Tenía que ser.

Ninja Peruano dijo...

Amén.

Peter dijo...

PARECE QUE FUE UN EXCELENTE CONCIERTO Y DEJAME ADIVINAR EN EL NOVIEMBRE DE LOS CONCIERTOS QUE MARCAN. PERO QUE CREES ACABA DE CAER LA MALDICION DEL BLOG SOBRE TI, RECUERDAS QUE HABIAS APRENDIDO DE MI PS AHORA CAYO LA MALDICION SOBRE TI. DE AHI EN FUERA QUE BUENO QUE ESTUVO POCA MADRE, OR CIERTO IRAS A VER A RADIOHEAD? UN SALUDO MI NINJA

Ninja Peruano dijo...

No, me temo que los boletos de Radiohead están fuera de mi alcance económico...

Anónimo dijo...

It's very simple to find out any matter on web as compared to textbooks, as I found this piece of writing at this web site.

Also visit my page skin lightening for african americans