martes, 18 de noviembre de 2008

Mutaciones del idioma

Disculpen, lectores imaginarios, si mi ortografía no es la mejor del mundo, o si el post es un poco más corto que de costumbre; pero es que hoy en la madrugada el frío tocó a las puertas, y ha estado de arrimado desde entonces; y, como algunos de ustedes saben, mis dedos y el frío no son los mejores amigos; entonces ya que no pude despegarme de las inmisericordes teperaturas bajas, mis dedos están en pseudo huelga.

Ahá, todo eso fue para decir que tengo frío.

Pero en fin, retomando.

Hoy en la mañana, en una hora de aburrición de las que abundan en mi escuela, decidí jugar Tetris en mi iPhone, pero después me acordé de que Tetris ya me había aburrido, así que mejor me metí a internet.

Mientras evaluaba si abrir una página de zoofilia era buena idea (pero no era por mis perversiones, no no no; era para asustar a una amiga persinada); abrí Yahoo! sin darme cuenta, y una noticia me llamó la atención.

La palabra "Meh" acaba de ser agregada al diccionario de la lengua inglesa.
En vez de emocionarme, porque meh es de mis palabras favoritas; simplemente me encogí de hombros y dije "meh, ya era hora".
Y ese es un gran ejemplo del valor de dicha palabra; no hay ninguna mejor para expresar ligero aburrimiento/desinterés/indiferencia/abo.

Y poniéndome a reflexionar un poco, Meh ha sido mi fiel compañera durante años de actitud nihilista, y ha estado a mi lado en los momentos más indiferentes de mi vida.

- Oye, ya van a ser los 15 años de tu prima y va a hacer fiesta.
- Meh, bien por ella.

-¡Mira, me encontré 50 centavos tirados!
- Meh, felicidades, ahora eres un Bubbaloo más rica.

- Güey, ¿te enteraste que Mariana está embarazada?
- ¿Mariana la obesa? Meh, nunca falta un valiente.

- ¿Sabes si mañana es el examen de psicología?
- Meh, nadie me garantiza que no voy a morir durante la noche.

- Señor, tiene usted 3 puntos menos por faltarle el respeto a su compañero tartamudo.
- Meh, meh, meh parece gracioso que no pueda hablar bien.

Oh sí.
Batman tiene a sus 4 Robins, yo tengo a mi Meh.
Y mi Meh es mucho menos homosexual que Robin, y que cualquier otro sidekick sesentero.

Excepto Lassie, no hay forma de ganarle a ese perro.
¿Saben por qué?

Porque yo nunca voy a poder decir:
"¿Qué pasa Meh? ¿Problemas en el viejo molino? ¡Corre! ¡Corre por ayuda muchacho!"

11 comentarios:

Miss Mac Lovegood dijo...

Meh... me agrada la palabra... no la habia escuchado, mucho menos leido...

Y si...

Bueno, el inche frio nos esta haciendo lo mismo a todos entonces...

U_uº

Ninja Peruano dijo...

De hecho, después de tanta escribida, mis dedos ya están mejor.

Además tengo las manos pegadas a mi lámpara de lava, que me ofrece calor y protección.

Lámparas de lava para presidente!

Lenna dijo...

Meh! Me ha encantado la etiqueta de "La indiferencia mal disfrazada" ¿Me la puedo piratear? o ¿Cobras mucho por las regalias?

Ninja Peruano dijo...

No no, para una de mis lectoras imaginarias más queridas, no hay regalías.

Lady Vendetta dijo...

meh, bien por la lengua inglesa

Ninja Peruano dijo...

Exacto, meh.

Jvr dijo...

ñaa, me caen gordos los anglicismos.

Bueno casi todos.

Ninja Peruano dijo...

Pues qué aguado, deberías de celebrar que una de mis palabras favoritas ya es palabra.

chokö dijo...

meh, justa descripción de la vida

Ninja Peruano dijo...

Amehn

Pat dijo...

Puta madre!! (¿Todavía se usa en México?, dime que sí!!) hay que hacer competencia de la sana e incluír albures pueriles en el diccionario famoso porque meh!

Un besototototototote Ninja Peruano...