miércoles, 27 de agosto de 2008

Una antología

Ayer, viendo algunos posts viejos, me di cuenta de algo.

En serio odio a los chinos culeros.

Así que, por eso, y en honor a la tremenda pitiza (dígase, una putiza proporcionada con el pito) que nos metieron los chinos en las olimpiadas; les dejo a ustedes, queridos lectores imaginarios, una lista de algunas menciones que he hecho de los chinos culeros a través de los años (o meses, o posts, o como se diga).

Que nuestro señor Jesús Cristo nos bendiga a todos.


Paréntesis para mis seres queridos del presente: si muero mañana, quiero que me cremen, y que lleven mis cenizas al aeropuerto; esperen a que un chino culero se descuide, y metan la bolsita que contiene mis restos a su maleta. Dejen pasar un par de minutos, y después griten: "¡El chino culero tiene una bolsa con anthrax!"
Del post: Otra de zombies.

Después de otro rato, aparecieron unas chinas culeras, volando por los cielos, rodeadas de lucecitas. Eso significa que han desarrollado la tecnología para volar, y también la tecnología para prender lucecitas alrededor suyo.
Eso no parecerá muy impresionante, pero, ¿se imaginan el día en que ustedes estén tranquilamente reposando las aglutinantes en algún parque o algo así, y de repente una sombra enorme cubra el cielo, y haya un olor a ginseng que sea demasiado penetrante para ignorar; y cuando voltéen hacia arriba, vean a millones de chinos iluminados con foquitos, dispuestos a descender sobre ustedes con toda la furia que han acumulado tras años y años de tener que estudiar las técnicas de Sun Tzu?
Del post: Bienvenidos al fin del mundo.

Piensen, hace unos 10 años, nadie veía esos mini-supers de cosas japonesas y orientales (los lugares donde venden las porquerías para hacer sushi); es más, ni siquiera escuchabas tantas cosas sobre sushi.
Ese es el primer paso de su conquista mundial. Primero establecen franquicias de cosas japonesas (que me gusta llamar franquicias de la muerte), después se roban todo el arroz del planeta, y después usan ese arroz para crear una super máquina asesina de seres humanos sin genes chinos.
Del post: Aspiraciones internacionales.

Si fueron unos hijísimos de puta, asesinos, violadores, vendedores de elotes, Abos, secuestradores, Pejes, estafadores, mafiosos, o chinos, entonces, sean ustedes bienvenidos al infierno de los chinos.
Del post: El Afterlife.

¿Han escuchado de la escasez de arroz?Ahora, en Estados Unidos, ya no te venden más de 4 paquetes de arroz, porque ya no hay suficiente.
¿Y saben por qué?
Por culpa de los Chinos.
Su economía ha mejorado tanto, que ya no están confinados a tener que comer una mísera taza de arroz por día, ahora pueden comer todo el que se les pegue la gana.
Un poco extraño, porque si yo tuviera suficiente dinero como para salir del paradigma que ha esclavizado a mi gente por tantos siglos, lo usaría en comer algo nuevo, en lugar de simplemente comer mayor cantidad de comida estereotípica; pero meh, por eso yo soy un ser humano y ellos sólo son chinos.
Del post: Les dije que iba a pasar.

Y posteo acerca de esto porque cualquier victoria que tengamos sobre China, por pequeña e irrelevante que sea, nos compra un poco de tiempo.Un poco de tiempo antes de que todos seamos obligados a hablar Mandarín, a riesgo de ser sometidos a un proceso de sodomía con piñas si no lo hacemos.
Del post: El orgullo de ser mexicano.

Además, si tomamos en cuenta que soy un poco racista, tendría que poner mis condiciones antes de degustar un plato de nalga.
1. No chinos. Bajo ningún motivo estoy dispuesto a que mi comida sepa a ginseng. Es más, dicen que comer (o lamer) a un chino, hace que cuando mueras te pudras en el infierno de los chinos. Ni madres.
Del post: Faux pas social.

"Querido mundo: Soy gay. Atte. Ernest H."
"A quién corresponda: Mi esposa quiere matarme y esconder la evidencia. K. Cobain"
"Hola a todos. Vamos a conquistarlos en poco tiempo y no hay nada que puedan hacer. C. Hina"
Del post: Recuerdos de mi cobardía.

O, caso contrario, tenemos al chino loco que mató un chingo de gente en una escuela el año pasado. Uh... no me acuerdo como se llamaba.Seguro era algo como Fu Tan Chen o Ti Pou Ren.
No veo la necesidad de matar más gente si ya te vas a matar tú.
Pero claro, era chino, así que estaba resentido.
Del post: El arte de terminar con una vida.

De hecho, creo que los pandas son los únicos seres provenientes de China que no me rompen las bolas.
Ellos y el Sr. Miyagi, pero ya discutimos eso.
El caso, es que los pobres pandas se están extinguiendo, y estoy seguro de que es culpa de los chinos.
De alguna forma deben de estarlos matando para usar su piel en la fabricación de tenis baratos; y su grasa para alimentar a los 3 trillones de hijos que tienen; y sus ojos para fabricar muñecos vudú y matar a la reencarnación de Cristo; y su cola para exprimir el uranio que necesitan para construir las bombas termo-nucleares-químico-virales que usarán para matar gatitos bebé.
Ya saben cómo son esos chinos.
Del post: Osos adorables.

Este año, las olimpiadas van a ser en Beijing, y seguro todas las medallas se las van a llevar los chinos.
Las medallas están hechas en China, por cierto.
Y si deciden hacer trampa, nadie se va a dar cuenta.
Digamos que a la mitad del maratón, el chino Hi Yan Xiang se cansa, lo único que debe hacer es quitarse el número, esperar a llegar a un área no muy concurrida, y dárselo al chino Ha Fu Tin.
¿Quién carajos se va a dar cuenta? Nadie.
¿Quién carajos puede distinguir a un chino de otro chino? Nadie.

Y entre todas esas joyas cinematográficas, ha habido varias películas chinas; la más memorable es "El huésped".
Este DVD nos relata la historia de un chino tarado que tira como 100 litros de cloroformo al río Tian Fa Chuchu (no me acuerdo del nombre, pues), y entonces un monstruo mitad pescado, mitad iguana, mitad rana, mitad verde, mitad baboso y mitad chino aparece.
Durante toda la película, vemos como el monstruo chino se come a alrededor de 30 personas.
Obviamente todos asumen que el monstruo es malo y deciden matarlo.
La moraleja de la historia es que el verdadero criminal es el ser humano, con su falta de respeto hacia los ríos con nombres estúpidos.
Bueno, la neta no sé, porque cortamos la película a la mitad para jugar Wii.
Pero es que era absurdo, un monstruo mata a 30 chinos y le arman un desmadrote.
No mamen.
30 chinos no es nada, su país tiene como 3 000 000 000 de chinos.
Carajo, si yo fuera a China, me quitara un zapato y lo aventara, seguramente mataría como a 45 chinos.
Ambos extractos del post: El infierno de los chinos.


Y sí, hay varios más, pero básicamente, esa es mi antología de odio hacia los chinos edición 2008.
Una vez más, les pido a todos ustedes que hagan su parte por combatir la invasión inminente de los chinos culeros.

Este mensaje representa las opiniones de un sólo individuo, y no las de algún partido político.

11 comentarios:

Andrea dijo...

Free Tibet.

Ninja Peruano dijo...

No. Más bien Destroy China.

Miss Mac Lovegood dijo...

Mmm... I agree.

Pinches chinos!

I'm back!!!

Ninja Peruano dijo...

Y todos te extrañamos =)

Fundador dijo...

no mames... que chido esta este blog!

pinches chinos, yo no los odiaba tanto, pero que tal ahora...

Ninja Peruano dijo...

Como que te pone la cosa en perspectiva no? jajaja

Miss Mac Lovegood dijo...

La cosa?
Aguas!!!

chokö dijo...

un dìa soñè que era un bebè y que mi familia habìa muesto en un viaje a China. Fuì recogido, adoptado y criado por un anciano chido. Asì es, un maestro chingonsìsimo en kunfu, taekwando, judo, kurdo, fumanchu, karate y todo tipo de aertes marciales. Algo asì como pat morita (el de karate kid) pero con màs chingòn y barbòn. El pedo es que este ruco me transmitìa toda su sabidurìa para tirar putazos y lanzar poderes cuasi caballero del zodiaco. PEro cuando ya era un adulto em enteraba que ese anciano (a quien yo le tenìa aprecio) habìa sido quièn matò a mi familia. Asì que en un ataque de ira mataba a todos los chinod del ùltimo, y al final, obviamente a ese anciano hijo de puta, lo matè con la tècnica de los 5 puntos acà, que aprendì no de èl sino de Kill Bill.

que mamada

Ninja Peruano dijo...

No, en realidad está poca madre.

Tu sueño suena a una película que yo pagaría por ver.
Malditos chinos asesinafamilias.

0rLand0 ] dijo...

Genial, los odio a ellos y a los norteamericanos por juego sucio en las olimpiadas.

So dijo...

Yo también los odio (chinos, japoneses, coreanos... ojitos rasgados) y tu blog me ha hecho darme cuenta de la magnitud de mi odio.
Y es verdad, se apoderan del mundo - o al menos del DF-
Pruebas?
1. Barrio chino
2. Comida china - hasta fast food china-
3. No se me ocurre otra
4. ... ahhh sí: en Insurgentes, a la altura de la estación del metrobús Reforma hay una manta colgada en un edificio con unos números de teléfono escritos y arriba qué hay? un mensaje en chino (o lo que sea que sea esa escritura ideográfica que sólo ellos entienden)... qué opina usted joven Ninja? Escriben en SU idioma en NUESTRA ciudad... No llevaba cámara y no hay registro fotográfico de la ofensa (aun...)