domingo, 17 de agosto de 2008

En shock

Hace nada, yo estaba yendo al cine y perdiendo el tiempo por Galerías Insurgentes; y los bares se negaban a vendernos nada que no fuera una piña colada natural. Al otro día iría a Coyoacán a comprar pulseras y collares, y después su mamá me daría ride a mi casa.

Hace unos cuantos días, yo estaba robándome los posavasos y menús para guardarlos como recuerdo; y estaba sentado afuera de la banqueta de un Carrefour, con un billete de doscientos en la mano, y esperando a que llegara mi amiga para poder comer en un Itallianis por primera vez.

Hace muy poco tiempo, yo me estaba quejando de la cantidad de tarea que nos dejaba nuestro profesor de historia, y también estaba balanceándome sobre unos tubos de metal que esperaban a que los pusieran en el esqueleto de un edificio en construcción.

Hace unas semanas, veía a mis amigos tratar de parar ambulancias para poder cruzar la calle antes de tiempo; y esperando afuera de un Sanborns a que llegaran por mi amiga, porque me enseñaron a ser un caballerito.

Hace poquito tiempo, estaba yo aprendiendo a jugar billar, pidiendo un Spirit verde y sintiéndome casi adulto mientras pasábamos enfrente de una moto que sólo servía como decoración.

Hace unos ayeres, yo me estaba poniendo unos patines naranjas que después de unas cuantas horas me lastimarían muchísimo los pies y hasta me sacarían sangre, pero yo no lo sentiría porque el frío y la humedad adormecerían mis piernas; pero no importaba, porque estábamos celebrando su cumpleaños; el que prometimos que sería el primero de muchos cumpleaños juntos en que nos felicitaríamos.

Hace unos meses, estábamos celebrando el fin del año escolar, y yo abrazaba a mi amiga mientras le pedía que firmara mi anuario.

Y el tiempo pasó...

Los bares ya nos venden lo que queramos, pero seguimos pidiendo piñas coladas naturales para recordar aquellas primeras veces, mientras sonreímos e intercambiamos miradas de complicidad, como si fueramos dos niños haciendo travesuras.

Ahora Coyoacán está destruído, los puestos donde compramos cosas ya no existen, y esas pulseras se alejaron de nuestro cuerpo desde hace muchos años.

Yo sigo robándome los posavasos y los guardo como recuerdos, pero ya perdí aquellos que tomé en esos días.

El Carrefour ya no existe, ni tampoco la ilusión de comer en el Itallianis. Los billetes de doscientos ya no se ven tan valiosos como antes; y el lugar de esa banqueta donde me gustaba sentarme, ahora se convirtió en una central de taxis.

Ya no me dejan tarea de historia, esos cuadernos que en su tiempo me parecían tan importantes, pasaron a acumular polvo, y después se fueron de mi casa y de mi vida.

Los tubos de metal donde me balanceaba, pasaron a ser parte de un nuevo edificio, y el edificio dejó de ser nuevo hace muchos años ya.

Cruzar la calle donde una vez paramos la ambulancia ya dejó de ser complicado, porque ahora es una cerrada.

El coche en el que pasaban por mi amiga pasó a ser suyo, y después lo vendió para poder comprarse uno nuevo.

Yo ya sé jugar billar, los Spirits ya no existen y la moto decorativa se convirtió en una fuente que nunca está prendida.

Los patines naranjas dejaron de existir, y las cicatrices de mis pies ya son casi invisibles, sólo las puedo ver si me esfuerzo en recordar el aire frío que había afuera del McDonald's.

Pasamos muchos cumpleaños juntos, y otros separados, pero siempre nos hemos felicitado.

Y el tiempo pasó...

Y hoy, desempolvé mi anuario y encontré una nota que sólo podía ser suya:

"Te adoro, eres mi mejor amigo.
Espero que dentro de muchos años nos sigamos queriendo como nos queremos hoy."

El tiempo pasó, y parece que alguien se hubiera robado mis años.

Pasé de verla diario, a verla cada semana, a verla cada dos meses, a verla cada seis.
La última vez que la vi fue en diciembre, cuando me presumió un anillo de compromiso.

Ahora vive en Liechtenstein y casi no nos hablamos; pero yo la sigo queriendo como el día que escribió en mi anuario.

Felicidades Daniela.
Te adoro, eres mi mejor amiga.
Espero que dentro de muchos años nos sigamos queriendo como nos queremos hoy.

Yo sé que van a ser muy felices.

16 comentarios:

Odile dijo...

Ok, ahora si me hiciste llorar... y como suelo repetirme cuando alguien a quien ame (amo) se va de mi vida: "amigos van y amigos vienen, pero los enemigos se acumulan".

Y tu historia con Daniela no creo q termine porq ella esta del otro lado del charco.

Fundador dijo...

porque tenia que terminar asi?????



primero el carrefour, luego los tubos del edificio, luego la boda de la amiga, que vendra despues????


saludos, muy chido post!

silvestre dijo...

Extrañamos a los que se van, ¿ellos nos extrañarán? Me gustó la manera cómo tratas el tema, está bien estructurado de principio a fin.

Jvr dijo...

huy... pronto yo estaré escribiendo algo muy parecido, sólo que Indrani no se va a Liechtenstein, sino a Franke--NO, digo, a Canadá.

Ninja Peruano dijo...

Odile: La historia no termina, de hecho creo que estamos en esto hasta que la muerte nos separe.
Ni modo, le gané a su esposo.

Fundador: Lo más triste de todo es que fue tan lejos que ni siquiera pude ir a la boda...

Gatto: Muchas gracias, significa mucho viniendo de una eminencia italiana como tú.

Jvr: No seas tonto, ve a Canadá con ella, es estúpidamente hermosa.
Y los cafés de Tim Burton's no tienen madre.

Lady Vendetta dijo...

En serio lloré, pero creo que es uno de tus mejores posts, lo cual ya es decir bastante...por que???!!!!!! pero si, los amigos son para siempre, asi es que sí le ganaste al esposo

Ninja Peruano dijo...

Padawan: Debo confesar que yo estuve a punto de llorar cuando lo escribí.
Y la neta, no quiero ganarle al esposo, sólo quiero que mi amiga sea muy feliz.

Odile dijo...

Hombre, destras de la mascara el Ninja tiene su coranzocito... y la verdad por más q una ame a su pareja el amigo, ese amigo siempre gana

Ninja Peruano dijo...

El Ninja es en realidad un ser sumamente sensible.

Y sensual.

Miss Mac Lovegood dijo...

Sensual, como debe de ser...
:'(
Y bueno... eso de los amigos para siempre... si, se ve que ustedes SI son!!!

Saludos!!!

Andrea dijo...

Y luego te das cuenta que cada uno va haciendo su vida por separado, y que ya no tienen nada en común, y que tus prioridades cambian, y que se van casando y se van yendo lejos, y que van teniendo hijos, y que tú ya pasaste a ser un recuerdo con el que a lo mejor sonríen.

Y ellos para ti también.

silvestre dijo...

Recuerde el alma dormida,
avive el seso e despierte
contemplando
cómo se passa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el plazer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parescer,
cualquiere tiempo passado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto s'es ido
e acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo non venido
por passado.
Non se engañe nadi, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de passar
por tal manera.

Maese Pitirijas Mcloud dijo...

Tssss piense que no perdió a su mejor amiga, ganó un pretexto para ir a visitarla en Lienchestein y seducir una que otra dama necesitada de un objeto sexual azteca.
Además ahora podrá enfocar toda su atención en Peter Petrelli.

Ninja Peruano dijo...

Incluyendo un sensual tatuaje que pronto me haré...

Pat dijo...

iba a escribir algo estupidamente sensual...ah pero ¿para que?

Eres todo un conquistadorrrrRRRrrr... >Yese sensual tatoo ooowooow...

0rLand0 ] dijo...

no se ponga triste mi ninja! solo es cuestión de tiempo, date cuenta que hay y habra gente con caracteristicas similares a las tuyas.

Salu2.