viernes, 8 de agosto de 2008

Bienvenidos al fin del mundo

Hoy me desperté a una hora inhumanamente temprana, porque tenía que ver la inauguración de las olimpiadas.
Pensé que iba a ser una de esas veces en que según yo me levantaba a ver un programa, prendía la tele, me tapaba con mis cobijitas, caía profundamente dormido, y cuando volvía a abrir los ojos, el programa ya había terminado y ahora estaba viendo una película de negros; pero no, esta vez sí me pude mantener despierto.
Albricias para mí.

La inauguración empezó a las 7 de la mañana, entonces yo me levanté a las 6 50 para tener tiempo de prender la tele y ponerme cómodo antes de que todo el desmadre comenzara.
A las 6 59 yo ya estaba a punto de sucumbir a las delicias del sueño, pero entonces apareció en la pantalla una imagen que me aterró hasta los huesos:
2008 malditos chinos con tambores.

Después del shock inicial de ver tantos instrumentos del diablo juntos (yo digo los chinos; los tambores no son diabólicos), me di cuenta de que cuando los orientales golpeaban su tamborcito, éste se prendía.
Ahí fue cuando pensé: "¡putas madres! ¡qué bonito se ve!"
Después empezaron a hacer figuras con los tambores prendidos, como una tabla gimnástica pero mil veces más impresionante; y después empezaron a hacer una cuenta regresiva.
3...
2...
1...
Felicidades, estamos jodidos.

Todo fue estúpidamente coordinado. Los malditos chinos son más precisos que robots quirúrgicos, y tienen más tecnología. Por Dios, su alberca se llama "El cubo de agua".
¡El fucking cubo de agua!
Es un maldito cubo iluminado con luces ultra-impresionantes, y con agua.

No hay forma de que podamos ganarles el día que decidan que ya quieren conquistar el mundo.
Es más, el día que las maquinas se rebelen y las profecías Asimovienses se vuelvan realidad; no tenemos nada que temer, porque los chinos van a ganar.
Bueno, nosotros sí tenemos mucho de que temer, porque las máquinas nos van a matar con una facilidad sorprendente; pero los chinos van a acabar ganando la guerra.

Pero debrayo. Siguiendo con la inauguración:

Después siguió una banda de guerra, pero con chinos gordos vestidos de marinerito. En ese momento yo dije: "Jeje, miren a los chinos gordos".
Después me sentí muy tonto, porque no había nadie en mi cuarto y estaba hablando sólo; pero después me acostumbraría, porque durante la ceremonia hubo muchos momentos en que hablé conmigo mismo, normalmente para decir "carajo, estamos jodidos".

Después de otro rato, aparecieron unas chinas culeras, volando por los cielos, rodeadas de lucecitas. Eso significa que han desarrollado la tecnología para volar, y también la tecnología para prender lucecitas alrededor suyo.

Eso no parecerá muy impresionante, pero, ¿se imaginan el día en que ustedes estén tranquilamente reposando las aglutinantes en algún parque o algo así, y de repente una sombra enorme cubra el cielo, y haya un olor a ginseng que sea demasiado penetrante para ignorar; y cuando voltéen hacia arriba, vean a millones de chinos iluminados con foquitos, dispuestos a descender sobre ustedes con toda la furia que han acumulado tras años y años de tener que estudiar las técnicas de Sun Tzu?

Y es que tienen toda una cultura de siglos y siglos de guerra. Todo se remonta a los tiempos de los 3 reinos, cuando la dinastía Wu, liderada por Cao Cao y Sima Yi se enfrentaba a la dinastía de Wei, con sus generales Sun Quan y Guan Hai; y también la dinastía Shu, con Lu Fei, Guan Yu y Zhang Fei.

Y no, no estoy inventando nada de esto.
¿Saben por qué sé tanto?
Porque decidí que era buena idea aprender un poco sobre los chinos para conocer sus tácticas de la muerte, antes de que sea demasiado tarde.
Digo, de todos modos estamos jodidos, pero al menos podemos ser cultos jodidos, ¿no?

Debrayo de nuevo.
Después salieron más y más tablas gimnásticas, cada una más sorprendente que la anterior, y también con más tecnología.
Supongo que era su forma de decir: "Miren, cuando queramos, podemos matarlos con nuestras artes marciales perfectamente coordinadas; o también con nuestra ultra-tecnología de punta, no se preocupen; tomaremos un café y decidiremos la forma en la que los queremos acabar. Pero miren que bonitas tablas gimnásticas hacemos."
Para estos entonces, yo ya estaba muy muy asustado.

Y después de todo ese despliegue de fanfarronería asiática, por fin salieron los atletas a desfilar. Y llegué a una conclusión que el comité olímpico debería de seguir para hacer las cosas menos tediosas:
A partir de las proximas olimpiadas, los atletas sólo deberan desfilar si su delegación es importante.
Está de la fregada tener que ver a 43 países desconocidos, a uno conocido, a 21 desconocidos, a dos conocidos, etcétera.
Por eso el maldito desfile es tan aburrido. Ni siquiera sabía que hubieran tantos países.
Por eso, a partir del 2012, alguien debería de agrupar a todos esos países en una sóla delegación llamada "Países piteros". Bolivia incluída.

Después, yo ya estaba muy aburrido, así que deje de poner atención, porque un chino estaba dando un discurso en chino.
Justo cuando pensé que la cosa sería eterna, por fin llegaron los relevos finales del cucurucho olímpico; y entonces fue cuando pasó lo peor:
Le pasaron el cucurucho a un chino, y éste empezó a volar hasta el pebetero.

Los malditos chinos pueden volar, con fuego en las manos.

Estamos profunda y completamente jodidos.

Bienvenidos al fin del mundo.

12 comentarios:

Lenna dijo...

JAJAJAJAJAJAJA

Me hiciste reír del único evento al que le tengo respeto, eso ya es llevarse las palmas... Y bueno también tuve que echarme todito el blog para darme cuenta de que tan culeros son los chinos... Y pues ya que me hacias reír tanto con aquel tema pues me dije: A ver que tiene que decir de Pekín...

Me encantó... Pero ahora... Tengo miedo!!!!

Jvr dijo...

Olvidaste un pequeño pero importante detalle: durante el interminable evento de países inventados, continuamente se estuvo oyendo música de gaita y de mariachi.

Eso significa que a los chinos les encanta el mariachi (y la gaita), o sea que a escoceses y mexicanos no nos matarán.

Nos tendrán como esclavos para su entretenimiento.



Hasta que logren desarrollar mariachis robots, entonces sí ya nos llevó la chinada.

Jvr dijo...

Quise decir "desfile", no "evento".

Ninja Peruano dijo...

Lenna: Ten miedo, mucho miedo.

Jvr: No, más bien lo usan para empezar a ganarse nuestra confianza, y después... POCATELAS!

silvestre dijo...

¿También hay que tenerle miedo a las chinas, aun a las que juegas al billar?

chokö dijo...

yo llerè mientras veìa eso. pero decidì apretarme las bolas y apartir de ahora entreno con expertos maestros marciales para poder armar mi ejercito de chocolate y por lo menos, si voy a morir, morir dignamente como un guerrero.

[0rLand0 ●๋• dijo...

Hemos quedado realmente estúpidos, a ver tan grande espectaculo, ja que jodidos estamos!!!!

imagine que los superhombres llegarian más tarde...

Andrea dijo...

Quince... mil... MILLONES... de chinos... perfectamente coordinados...

En cinco años se espera que sean la primera potencia mundial...

No mamen, yo sí tengo miedo en este momento.

Y aparte de todo están re feos.

Jvr dijo...

Mira! Acabo de encontrar esto:

http://www.telegraph.co.uk/sport/othersports/olympics/2534499/Beijing-Olympic-2008-opening-ceremony-giant-firework-footprints-faked.html

Resulta que los fuegos artificiales que se vieron en la tele NO ERAN LOS REALES. Al menos en la secuencia de las "huellas" del principio (que yo no alcancé a ver). O sea, sí hubo fuegos artificiales, pero decidieron que en la tele en la noche no se iban a ver bien o que la toma estaba muy difícil de hacer para que se vieran todos o algo así, y entonces los hicieron generados por computadora sobre el video real.

A lo mejor el chino ese no estaba volando, estaba caminando sobre un andamio de madera, y nos hicieron creer que volaba.

Es más, seguramente los miles de chinos coordinados haciendo artes marciales eran uno solo, con trucos de cámara.

Lady Vendetta dijo...

o quizas los chinos no existen, son hechos por computadora, y entonces las computadoras son las que nos van a gobernar!!! bueeeh, prefiero q me gobiernen las computadoras a los chinos de mierda

Fundador dijo...

si es cierto, los fuegos artificiales eran falsos, asi como tambien seran falsas las bolas de fuego que acabaran por consumir nuestras cosechas, nuestras hermanas y a nuestras mascotas...

..:: p! ::.. dijo...

Ya decia yo que tanta "belleza" no podia ser real.
Primero los falsos fuegos artificiales, luego la discriminación entre los mismo chinos, ya que la niña que cantó solo hizo playback y ni siquiera era su voz!!! era la de otra niña que supuestamente estaba muy "feita" y les dió pena que saliera....
Y para terminar las chinitas "cachirules" de gimnasia que no tienen la edad mínima reglamentaria para competir, pero no!! como China fue el anfitrion ni quien dijera nada.
Odio a los chinos que ya tienen secuestrado al Osito Bimbo!!! >.<