viernes, 1 de febrero de 2008

Cross my heart and hope to die

Ya, ahora sí, puedo sentarme con calma a escribir un post decente.
Claro, todo es relativo, porque en realidad no hay mucha calma.

Verán, en menos de 20 minutos me tengo que ir, porque voy a ir a ver ¡CLOVERFUCKINGFIELD!
Y hoy no me puedo desvelar, porque mañana es la boda cuernavaquense de mi primo, así que eso implica tener que levantarme a las 7 de la mañana para pseudo-arreglarme y emprender el viaje a Cuernavaca.

Me gustan los viajes en carretera por la mañana, me gusta recargarme en mi asiento mientras escucho a iPod Petrelli, y me gusta dormirme tranquilamente mientras los demás están todos nerviosos.
Me imagino que mi primo debe estar muy nervioso, por ejemplo. Después de todo, está a punto de condernarse él solo a una vida llena de responsabilidades y carente de sexo rudo. Ah, las bellezas del matrimonio.

Y en fin... prometí un post decente hoy... caray... debo aprender a no prometer cosas cuando las prisas de la vida me acosan.
Como cuando dices "prometo que mañana voy a pasar tiempo contigo, en serio, palabra de boy scout", y entonces el destino se burla de ti, y te da diarrea asesina, imposibilitando cualquier chance de pasar más tiempo con dicha persona. Eso pasa cuando dices palabra de boy scout sin haber sido boy scout.

¿Sabían que yo fui boy scout durante todo un día?
El peor sábado de mi vida, probablemente.

Pero en fin, me acabo de dar cuenta de que estoy escribiendo y escribiendo sin saber realmente acerca de qué estoy tratando de escribir.
Es el equivalente literario de hablar acerca de temas irrelevantes en momentos de silencio incómodo, como cuando estás en el elevador de un motel con otra pareja y empiezas a hablar de futból, o como cuando estás en un banco de esperma esperando a que sea tu turno (de donar, no de recibir donaciones) y empiezas a hablar con el tipo de junto acerca de la temporada perfecta de los Pats.

Me cagan los silencios incómodos, siempre sientes como que tienes que decir algo, pero nunca se te ocurre nada. Normalmente la discusión siempre es del clima o de deportes.
Dicen que el 90% de los meteorólogos estudian esa carrera solo para tener de qué hablar en los velorios.

Bien, ya, suficiente debraye por hoy.
Los veré el lunes... en el último día de mi año sabático... derramemos una lágrima por mi desgracia.

Próximamente:

El überlog del Ninja Peruano: Las aventuras de un ninja colegial.

6 comentarios:

Andrea dijo...

Por qué el ninjita de tu imagen tiene chichis???

Ninja Peruano dijo...

No son chichis, son sus manitas.

claudia dijo...

y que tal estuvo cloverfuckingfield??

yo la queria ver pero la verdad no la queria ver jajaja

[r0Land0 ●๋• dijo...

Cuerna..vakita se escucha bien, pasatela chido en tu viaje y agitese mucho a la novia antes de usarse...

salu2 bro..

Ninja Peruano dijo...

Claus: Estuvo... meh. Ya sabes como es eso, muy meh.

Rolando: Gracias, la neta estuvo chingon, y comparar a la novia con un yogurt siempre es util jaja

Andrea dijo...

A "meh" sí me gustó Cloverfield.