domingo, 27 de enero de 2008

Lo que hace uno por la salvación de su alma...

No no no, tremendo...

Fui a la peregrinación de Cristo Rey.

Uh huh, así soy yo, preocupado por mi espiritualidad.

No, choro, lo que pasa es que Dzz me dijo que si la acompañaba a subir el cerro del Cubilete, y pues yo dije "chido, ¿qué tan difícil puede ser subir un cerro provinciano?, además, necesito el ejercicio, va, cámara, yo voy".

Sí, gran error.

Pero en fin, empecemos por el principio:


Llegué a la iglesia de la bola, a las 9 de la noche.

Había muchísimos camiones, pero poca gente. ¿Por qué?
Porque todos estaban en misa.
En ese momento, supe que todo había valido madres.
Claro, inmediatamente salió al rescate mi sentido del humor y empecé a hacer bromas católicas, entrando en mi papel de exalumno marista. Y es que Jesús es mi pastor y nada me pasará.

Después de pasar 2 horas diciéndole a Dzz que mi amor por el prójimo sólo era superado por mi amor hacia Jesús Cristo, por fin salieron los mochos de la misa, gracias a Dios nuestro señor por no hacerme esperar más.

Subimos a los camiones, donde todos los lugares de hasta atrás ya estaban apañados, así que tuve que sentarme en el asiento de hasta hasta adelante, a 30 cm de la cabeza del chofer, cuyo nombre, convenientemente, era Jesús. ¡Albricias! ¡Una señal divina!

A las 12 30 estábamos saliendo, y una gran aventura nos esperaba. Una gran aventura llena de rezos y plegarias, aleluya aleluya.

El coordinador del camión, un tipo gordito, de unos 20 años, que parecía dinosaurio, nos dió la bienvenida al camión, y nos dijo que por favor pusieramos atención, porque ibamos a rezar el rosario.
Concentré mi fe en el curso natural del shuffle, y subí el volumen de mi música pagana llena de mensajes satánicos mientras todos oraban por la salvación de nuestras almas.
Una cosa era segura, si el camión se volteaba y todos moríamos, al menos me iba a ir al cielo, oculto de contrabando entre tantas almas católicas.

Los sonidos celestiales de guitarras disonantes me llevaron directamente a los brazos de Morfeo, pero mi viaje onírico sería interrumpido a las 5 de la mañana, con nuestra llegada a Guanajuato.

Bueno, miento, en realidad eran las 5 05, y no era Guanajuato, era un maldito pueblo a 13 km del cerro.
Los restos de mi sueño se esfumaron cuando me di cuenta que estabamos a pocos metros de un concierto de rock cristiano. ¡Yeah!
El grupo animaba a las personas con frases como: "¡Arriba esos ánimos, el Señor nos regaló otro día más!", "¡Jesús nos ama!" y mi favorita "¡El que no brinque es ateo!" (no es choro, al final anexo un video de la ridiculez extrema que era este concierto).

También, unos animadores le recordaban al público que ya iba a empezar el concurso de camisetas.
Esperé unos segundos, y me di cuenta de que la palabra "mojadas" jamás iba a llegar, así que perdí el interés.

Mientras un cura calvo con cara de pedófilo nos decía que el Papa había sido humillado en Roma porque unos estudiantes herejes no lo habían dejado pasar a una universidad; decidímos irnos de ahí, y empezar la larga, LARGA peregrinación hasta el cerro del Cubilete.
Carajo, si no hubiera sido todo tan surrealista, me hubiera sentido ofendido por tanta religión.
Lo último que alcancé a escuchar en ese lugar, fue al público coreando "¡Bene-diiicto! ¡Bene-diiicto!".

Caminamos. Mucho. A oscuras. Porque era de puta noche. Y yo debería de haber estado durmiendo.

Además el piso era horrendo, estaba lleno de piedras enormes, de esas que están como bien clavadas en el piso y entonces no se mueven, pero eso sí, que bien te joden los pies.
Y yo, a falta de prevención cristiana, había llevado Converse, que era casi casi como caminar descalzo.
Como a los 2 km, se acercó un grupo de niñas con una pandereta, cantando a gritos canciones religiosas.
En serio, la gente no debería de poder usar panderetas así como así, es lastimoso, mis oídos se sintieron sodomizados.
Ignorando el dolor de mis pobres piececitos, caminé más rápido para alejarme de las malditas taradas.

Putas madres, pero qué lejos se veía el cerro...

Continuaba caminando, sintiéndome menos creyente a cada segundo (lo cual es decir bastante, porque empecé el viaje siendo completamente ateo), y seguían pasando ejemplares deplorables de la inteligencia humana:
Gente gritando porras para Cristo rey (¡Viva Cristo rey! ¡VIVAAAAA!).
Gente con mantas enormes y horribles que estorbaban todo el camino.
Gente rezando en voz alta.
Pipopes.

Para acabarla de joder, el sol ya estaba saliendo, y hacía mucho mucho calor, además de que después de caminar por más de 3 horas, con suéter, y de subida, pues como que me sentía todo sudado y pegajoso.
Unas monjas me quisieron dar ánimo, pero mi mirada de odio hizo que me dejaran en paz.

Por fin, a las 10, llegamos a la punta del putísimo cerro, donde hacía menos calor.
Había gente que se hincaba en la placita y empezaba a caminar de rodillas hacia la iglesia.
No pude evitar gritar: "¡No mames! ¡Qué chafa! Hasta yo puedo caminar 5 metros de rodillas, y aparte aquí hay mármol. Si querían sacrificarse, hubieran subido todo el pinche cerro de rodillas. ¡Qué estupidez!".
Evidentemente, a la vieja que estaba de rodillas y a toda su familia no le hizo gracia. Debo aprender a callarme el hocico.

Bajamos a la explanada, donde había unas quesadillas, que me parecieron lo más divino de todo el viaje.
Nos avisaron que la misa empezaría dentro de 1 hora.
Al demonio,fui a un lugarcito con pasto y me dormí. Desperté cuando todos se estaban dando la paz. Dormí otra vez.

Ya que había acabado su mamada grupal, nos subimos a los camiones otra vez.
Nos llevaron a Guanajuato, donde el coordinador que parecía dinosaurio nos dijo que a la 1 de la mañana salián los camiones, y que si alguien llegaba borracho, él se iba a encargar personalmente de que no se subiera al camión, y que lo iban a dejar ahí.

Nos bajamos, como a las 5 de la tarde, secuestramos un camión escolar que nos dejó en el centro de Guanajuato.
Comimos, bebimos, fuimos a una callejonada, etcétera.
Vi el callejón del beso y evité los 7 años de mala suerte.
Vimos luces que bailaban, gente bailando quebradita, túneles del tiempo, lugares tibios de muchos colores, estatuas que se movían siniestramente, y muchas otras cosas más.

Nos subimos a un taxi como a las 12, para llegar a tiempo al camión. El pinche taxista se pasó todo el camino atacándonos por ser chilangos. Pfft.
Cuando llegamos, había una camiseta vomitada, y era la del coordinador dinosaurio.
No lo dejaron subirse al camión porque estaba totalmente borracho.
Qué jodido, sus propias reglas lo patearon en su trasero dinosaúrico.

Y ahora estoy de regreso en mi querido DF, con las piernas jodidas, los pies lastimados, la cartera vacía, y un sueño de la chingada.
Pero al menos me voy a ir al cielo, ¿no?

Rezaré por todos ustedes, hermanos pecadores.

12 comentarios:

Andrea dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja..

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja..

Ayyyyy.... jajajajajajajaja no mames... jajajajajajaja... el video... jajajajajajaja... casi me ahogo de la risa... jajajajaja... no...ma...mes... jajajaja

No... no creo que te vayas al cielo... ni siquiera por confusión... jajajajajajajaja...

aaaaaay...

Moncha dijo...

Jajajajajaja yo quería ver el video de cuando gritan "ateo el que no brinque!!"... no lo tienes??? porfa porfa!!!! jajajajajaja como me reí.

Ninja Peruano dijo...

No, lamentablemente en cuanto gritaron lo de los ateos, fue cuando me di cuenta que estaban haciendo demasiadas pendejadas, y que tenia que grabarlo, por eso no tengo videos de antes =(

Solo vive en mi memoria para siempre.
Malditos cristianos.

chokö dijo...

jajajaja, te la mamaste. Yo tambièn soy ex alumno marista.

Me cae que el pròximo año voy a ir y harè todo un documental de ese bisne tan folklòrico.

deberìamos convertir el cubilete en algo asì como un pequeño amsterdam. Lo llenamos de borrachos y pandrosos bien al pedo.

Ninja Peruano dijo...

Puuuuts, una peregrinacion amsterdamica, estaria de bolas.

Legalizacion de marihuana en pleno cerro, chale... ya me antojaste.

claudia dijo...

ay niño! a que lugares te andas metiendo jajaja

el video casi me mata!!

Fer, alias Nacha dijo...

Ninja, es ESA Claudia?
Soy su fans.

Ninja Peruano dijo...

Si, es ESA claudia.

ESA claudia es lectora asidua de este blog ^_^

Y de los comments.

[r0Land0 ●๋• dijo...

ajajajaaa.... no hagas que me cague de la risa con tu video..

jajaja... no pierdas las esperanzas, tu ninja peruano de que te vayas al cielo..

chance y si el ser supremo este pacheco te deje entrar..

salu2 bro..

Ninja Peruano dijo...

Jajaja depender de la pachequez de fuerzas superiores nunca es buena señal

arpibitch dijo...

demen??? demen una NNN DEMEN UNA OOO DEMEN UNA MMM DEMEN UNA AAA DEMEN UNA MMM DEMEN UNA EEE DEMEN UNA MMM QUE DICE?? NO MAMENN, MAS FUERTE NO MAMEEEEN TRES VECES!! NO MAMEN NO MAMEN NO MAMEN JAJAJA (notese la nueva palabra evolucionada de denme ahora demen, q buen post

Ninja Peruano dijo...

Arpibitch regresó!

Te extrañamos por la blogosfera sabes?