viernes, 23 de noviembre de 2007

Quiero que mi vida sea un musical

Hoy vi una obra de teatro.

El azaroso destino me arrastró a la Anáhuac del sur, a ver a una amiga actuar la de Vaselina.

Dios mío! Jesús de Veracruz! Santo niño de los nopales! Reverendo Santo Nicolás de Aquino y Antillano!
Qué cosa más bárbara es ésta escuela, caray. La cafetería parece un mall. De hecho... toda la escuela parece un mall. Me faltó encontrar los salones, pero supongo que eso es irrelevante en la Anáhuac.
El caso no es ese, dejen de distraerme.

El caso es, que hoy vi la de Vaselina.
Todos parecían muy felices, eran aceptados socialmente, bebían amaretto de italia o algo así, fumaban cosas no-verdes e inofensivas, usaban faldas muy largas, y lo más hardcore que hacían era ir a concursos de baile.
Y también hubo un par de momentos en que la obra promovía las peleas de pandillas, golpear a la gente con cadenas, robar tapones de autos, emborrachar a menores de edad y desobedecer a los padres, causando anarquía familiar.
Pero el caso tampoco es ese, dejen de distraerme puta madre!

El caso es, que hoy vi la de Vaselina.
Y fue completamente diferente a como pensé que iba a ser la obra.
Yo pensé que iba a ser algo así como:

Amor primeee--- Zzz...
Zzz... ---remos juuuntoooos.
Fin

Para mi mala fortuna, Dzz me advirtió desde que ibamos camino a la obra, que no me podía dormir, y que si me dormía me iba a ir mal.
Como preferí no averigüar lo que significaba "mal", decidí que me iba a quedar despierto durante toooooda la fucking obra.
Y la neta no estuvo mala.
Lo único que me sacó de onda, es como en los musicales la gente es extremadamente feliz, y cualquier pendejadita se convierte en una canción, con coreografía y toda la cosa...
Neta, alguien habla de una carta de amor y WHAM! te golpean con Freddy mi amor.
Alguien dice que ya va a terminar la prepa y BOOM! un Iremos juntos a la mandíbula.
Alguien menciona las vacaciones y POCATELAS!, Noches de verano justo entre los ojos.

Entonces mi mente inició uno de sus característicos debrayes, y me empecé a preguntar como sería mi vida, si fuera un musical.

Como no tengo nada que hacer, voy a intentar algo nuevo.

22 de noviembre del 2007: The musical.

ACTO 1: "Quiero dormir, en mi cama seguir, y a la escuela no ir"

Dexter se despierta, mentando madres por tener que ir a inscribirse a la escuela y no poder quedarse más tiempo a dormir.
Sale de su cama, y empieza a hablar solo, con la vista fija en el infinito (¿han notado como en los musicales también pasa mucho eso?)
De repente, entra la mamá de Dexter y empieza a regañarlo por no haberse arreglado todavía.
Dexter le responde, en forma cantada, obviamente.
Los dos empiezan a bailar tap, perfectamente coordinados.

ACTO 2: "Señora de la caja, usted está re-maja"

En la escuela, Dexter tiene que llenar mucho papeleo, y la secretaría le empieza a poner trabas burocráticas, como exigirle el RFC de su abuela, y la dirección donde trabajaba el tío segundo, antes de que lo metieran a la carcel por venderle drogas a perritos.

Dexter se da cuenta de que jamás podrá inscribirse si no hace algo pronto, así que decide usar sus encantos para seducir a la cuarentona fea y hacer que se vea menos estricta.

Una balada romántica empieza. Las luces se apagan y quedan sólo los reflectores, apuntándole a Dexter.

ACTO 3: "Creo que tu tele quiere un soborno, porque me está bloqueando el porno"

Después de todo el desmadre de la inscripción, Dexter va a casa de su amigo, a comer algo rápido, y a ir por unas guitarras y unos amplificadores para palomear más tarde.
El amigo decide que antes de irse, tiene que darse un baño.
Dexter es abandonado viendo tele, en lo que ese idiota acaba de hacer sus desmadres.

El menú de Sky se bloquea, y Dexter ya no puede ver tele.
Entran unos pájaros por la ventana y empiezan a chiflar. El ritmo es pegajoso y Dexter empieza a gritar maldiciones e improperios contra la tele. Curiosamente, las malas palabras se juntan para formar una canción y empezar a rimar.

ACTO 4: "Dulce canción, elixir de mi corazón"

Ya de regreso en casa de Dexter, con guitarras afinadas y conectadas a los amplificadores, Rafael y Dexter empiezan a improvisar. Primero uno, y después otro, por turnos.
Los acordes se van ligando, y de repente Rafael empieza a cantar, hablando de la chica a la que ama, Dexter le responde cantando de la chica a la que él ama, y todo se convierte en una canción romántica con toques de rock electrónico alternativo indie progresivo japonés.

ACTO 5: "Chinga a tu madre, ya me cansé de escribir"

Después de tocar guitarra, e ir a ver Vaselina, Dexter empieza a escribir en su blog.
El sonido del teclado siendo golpeado crea una melodía rítmica que Dexter utilizará para crear una canción que exprese las ganas que tiene de acabar este maldito post.

La la la, sol sol sol sol, sol sol, do do do re, mi fa, ya quiero ter mi nar.

9 comentarios:

Fer, alias Nacha dijo...

Yo también quiero q mi vida sea un musical. Los musicales gobiernan!!!

Si mi vida fuera un musical, sería como un híbrido extraño entre Vaselina (mi favorita d todos los tiempos), Wicked (en la Mansión hay una reseña y hasta videíto) y Hoy no me puedo levantar.

Yo sería algo entre Sandra Dee y Sally Bowles d Cabaret, y mi wey sería una mezcla d Fiyero (d Wicked) y Mario (d Hoy no...) pero no moriría ni me dejaría por una golfa.

Como bien dices Ninja, la gente d los musicales es asquerosamente feliz, y obvio yo lo sería hasta la náusea.

Y btw, GRACIAS POR SER MI AMIGO IMAGINARIO =) LO MISMO A TI MILLHOUSE

Andrea dijo...

1. Qué bueno que Dexter ya inició los papeleos para entrar a la escuela, así no tendrá tanto tiempo para pensar cosas como la de cómo sería su vida si fuera un musical.

2. Ya quiero ver The Lion King.

3. Zac Efron y High School Musical I, II, III y sobre hielo rule!!!!

4.POCATELAS??????????

Ninja Peruano dijo...

Fer: Es que en serio, los musicales son la onda. Y todos son muy muy felices... menos en los miserables... creo que ahi todos eran...pues, miserables.
Y ahora me dedicare a ver wicked, porque suena chida.

Andie: No solo inicie los papeleos, ya los termine tambien.
Zac Efron no es la onda, Vanessa Hudgens si. Eso de tomarse fotos sin ropa y subirlas a internet fue un gran acto altruista.
Y si, Pocatelas. Esa palabra es poca madre y deberia de ser usada mas seguido.

silvestre dijo...

Bueno tu blog, que digo bueno, extragigabuennérrimo. Al menos ahi nos entretenemos muchos ociosos. Mi vida de verdad es un musical.

Millhouse dijo...

sudar como puta en iglesia??? WTF?...perdón me acorde de esa referencia.

ODIO LOS MUSICALES.
ODIO A LA GENTE FELIZ.

arpibitch dijo...

yo tmb odio a la gente feliz y a los pitufos y a malditos thundercats ! pero igual estaria chido hacer un "musicalemo"

Ninja Peruano dijo...

Silvestre: Muchas gracias por los cumplidos, me chiveo. Está poca madre saber que mis tonterías entretienen a la gente. Gracias por pasar.

Millhouse: Sólo por ti, voy a empezar a escribir un musical acerca de una puta en una iglesia.
Lo llamare "Magdalena: El regreso"

Arpibitch: Un musicalemo? Como funcionaría eso? La musica sería morosa y en vez de ser felices todos se cortarían?
Y la línea más usada sería "Ahh...nadie me entiende"

claudia dijo...

si tu vida fuera un musical entonces tendrias que bailar mucho y tu odias bailar
y ademas creo que con todas las groserias que dices no van a dejar pasar a los niños
mejor que sea una pelicula muda jajajaja

Ninja Peruano dijo...

Pelicula muda?
No, si precisamente el chiste de decir tantas groserias es que no dejen entrar a pinches chamacos.

Mi musical solo es apto para adultos y chicas lindas ^_^