lunes, 26 de noviembre de 2007

Con la elegancia de un cisne

Oh sí, oh sí.

Al principio, éste iba a ser un post depresivo, lamentándo las pérdidas que tenemos en nuestras vidas y maldiciendo a los fantasmas del pasado.
Después, tuve una ligerísima crisis en mi relación con Dzz, y estuvimos a dos de cortar; pero al final, el amor salió adelante (aaah! maestro poeta!) y no pasó nada, así que, so far, so good.

A fin de cuentas, decidí que no quiero escribir cosas depresivas, porque corro el riesgo de regresar a mi etapa pseudo-emo de hace un año, y la neta, me avergüenza haber sido pseudo-emo.

Y ahora que los fantasmas del pasado fueron derrotados por la tecla backspace, ya no tengo tema sobre el cuál escribir.
¡Cosas irrelevantes al rescate!

Readers, beware:
A continuación, voy a relatarles el plan que tengo para el sábado, si no les interesa saber acerca de mi vida personal, favor de dar media vuelta ahora (y favor de sentirse muy estúpidos cuando se den cuenta de que acaban de darle la espalda a una computadora).

Este sábado, señores y señoritas, chacales y bellas damitas, voy a ir a patinar en hielo.
Así es, el espíritu navideño me ha invadido, y a falta de Rockefeller Center, voy a tener que ir a San Jerónimo.

Si mi mente fuera un programa de televisión, aquí sería donde todo se empieza a mover y a volver borroso, y cuando la imagen regresa, de alguna forma sabes que estás viendo un flashback.
No he ido a patinar en hielo desde que era un adolescente tarado que acababa de pasar la etapa de puberto pervertido.

Ir a la pista como a los 14 años era poca madre, uno se sentía chingón y popular, aca de "Wow! mirenme! son las 8 de la noche y no he regresado a mi casa! Bad boy, bad boy..."
Y aparte era el lugar ideal de "ligue", en las épocas en que si una cita terminaba con un beso, entonces ya eras todo un playboy.

Tus papás te daban ride a la pista, llegabas todo emocionado, entrabas y sentías el airecito frío y sonreías como idiota. Ibas a rentar tus patines: eran naranjas, estaban super jodidos, siempre olían a humedad, y lo peor es que estaban extremadamente mojados, así que tus calcetines se ensopaban en cuanto te los ponías (de todos modos, las mamás te hacían llevar doble calcetín, por aquello de las bajas temperaturas).
Después de como 10 minutos de amarrar unas agujetas estúpidamente largas, te levantabas de las banquitas heladas, y caminabas cual pato, tratando de mantener el equilibrio, y te metías a la pista, donde pasarías la siguiente media hora poniendo todo tu esfuerzo en no caerte. Patinarías a dos por hora, deslizándote junto a la orilla para poder detenerte si era necesario (y siempre era necesario).

Ya que medio le agarrabas la onda, podías pasar las siguientes dos horas dando vueltas en círculo, con velocidad variable, hasta que te decían que te metieras al área de comida, porque iba a pasar el camioncito limpiahielo.
Entonces te sentabas con los pies adoloridos, y comprabas un pedazo de pizza extremadamente caro, y una lata de refresco ridículamente costosa.
Después de como 15 minutos, te dejaban regresar a la pista, pero ahora patinabas en sentido contrario, ¡wow!

Eso era básicamente todo... pero por alguna razón era muy divertido.
Ah, no, miento, miento, no era todo, si ibas en viernes, tenías el privilegio de la "noche disco", y entonces las citas adolescentes eran todavía más chidas, porque la pista se ponía a media luz, y salía acá como una de esas bolas disco, y había luces de colores que parpadeaban, y maquinas de humo que te ahogaban y olían como a durazno rancio.
¡Dios! La nostalgia se apodera de mí...
Mi primer beso bien bien, fue en esa pista de hielo, en una noche disco... awww... cosita!!

Y cuando por fin dejabas de patinar, ya era de noche, y te sentabas afuera, pensando en si te alcanzaban los 50 pesos que te dió tu papá para ir al McDonald's que estaba cerca.

Y ahora, 7 años después, regresaré al mismo lugar, a sentir el mismo airecito frío y a sentirme cool otra vez.
Lo único que cambia esta vez, es que ahora no usaré los horrendos patines naranjas, porque tengo unos negros muy chidos; y que ahora en vez de patinar entre "gente grande", voy a patinar entre puro puberto pendejo.

Estar en secundaria era poca madre...

18 comentarios:

Andrea dijo...

No entiendo por qué vas a ir a patinar a San jerónimo si Ebrard ya tuvo la grandiosa idea de hacer una pista en el zócalo. Es más, la anuncia como "igual que en NY y en París sólo que más bonito"...

No entiendo por qué vas a ir a patinar a San Jerónimo si te queda más cerca la súper pista de Galerías Insurgentes, además, como está medio al aire libre y ponen el arbolote junto ps igual y hasta sientes que estás en el Rockefeller Center.

No entiendo por qué vas a ir a patinar a San Jerónimo si ya nadie va a patinar a San Jerónimo.

No entiendo por qué vas a patinar, así de fácil.

Pero bueno, disfruta el revival. Al fin tienes patines propios, si no que oso goooeiii!

Ninja Peruano dijo...

Precisamente voy a patinar a san jeronimo porque nadie más va. Haré el ridículo en privado.

Además es pura nostalgia lo que me está haciendo ir a patinar, por eso DEBO ir a san jeronimo.
Aunque lo de Galerías tambien es opcion.

Peter dijo...

JAJAJAJA YO VOY CONTIGO COMO OLVIDAR TODO ESO ME SENTI IDENTIFICADO POR DIOS A QUIEN LO LE PASO ESO JAJAJ VAMOS YO VOY A HACER EL RIDICULO CONTIGO ES MAS YO LLEVO EL COCHE ASI NADIE NOS DARA RIDE AHORA LO UNICO TRISTE ES QUE YO YA NO TENGOPATINES DE HIELO ME CRECIO MUCHO EL PIE

Ninja Peruano dijo...

Vas Peter, la cita es el sabado en la mañana, para llegar alla en la tardecita, porque no aplica ir de noche, nadie va de noche.

Y si vas, tienes que llevar tu espiritu de puberto. NRDA.

Rafael dijo...

Pongamonos navideños y el sabado a San jeronimo yo llevo el ponche tu el whisky... y como buen puberto muerdago .. yeah baby!!!

Ninja Peruano dijo...

Y llevare 2 esferas y un baston de caramelo.

Si, ya entre en espiritu puberto y estoy haciendo chistes malos.

arpibitch dijo...

yo tmb iba a patinar en mi ñoñes pero la pista no era de hielo ni era una aventura por ke iba practicamente diario ya que estaba en la esquina y no ponian musikita y no tenia citas. mmm bastante chafa y nunca he patinado sobre hielo!! tal ves a eso se deba mi amargura y odio al mundo

Ninja Peruano dijo...

Nunca? Ohmygod!

Ok arpibitch, estas cordialmente invitada a dejar de ser virgen de patinaje sobre hielo.

Andrea dijo...

Sólo recuerda caer con los puños cerrados para que no te rebanen los dedos.

Por cierto, consigue el Publimetro de hoy, trae un artículo que se llama "Cómo patinar en hielo son morir en el intento"
Es en serio.

Y seguro lo necesitarás.

Fer, alias Nacha dijo...

Buaaaaaaa!
La historia d mis patines es muy triste.

Sucede q en mi adolescencia yo tomaba clases d artistico (para superar la depre q me causo mi primer truene), y una vez superado, los guarde durante años.

En enero, cuando empezaba a andar con Prince Charming, bien ñoños ellos, fuimos a San Jeronimo a avivar nuestro romance sobre el hielo.

Total q mis patines se quedaron en su cajuela.

En el torneo pasado d la liguilla, fuimos a ver jugar al America a la final en el Azteca. Nos abrieron el coche. Se robaron mis llaves, su mochila, un libro antiquisimo sobre el Holocausto (cuya perdida sigue llorando), mis lentes nuevos y si... mis patines.

Total q no he comprado unos nuevos. Ya los localice en internet, pero la patria esta muy pobre y no he pedido ni madres.

Y muero d ganas d ir a patinar (AMO PATINAR) pero no voy a ir para ponerme los patines piojosos d la pista. Y menos d la del Zocalo.

Moncha dijo...

Tienes razón Fer... son repiojosos esos que te rentan, cada que iba terminaba con las patrullas picoteadas de sabradiosquebichos.... por eso ya nunca voy, además porque los recuerdos de aquellos ayeres en la pista no son del todo gratos.... verdad Andreita??? verdad que es re chido jalar a la Moncha de la greñas para "caernos" juntas gooeeeiiiii???? babosa!!!!

Millhouse dijo...

Perdon, pero los antibioticos, antigripales y algunas drogas que consumi el fin me tienen como en camara lenta, este comment es del post anterior, prometo despertar y al rato poner un comment de esto de la patinada, que iba a decir?

aahh si, si esta rola no les pega, tienen atole en las venas:

It might not be the right time
I might not be the right one
But there's something about us I want to say
Cause there's something between us anyway

I might not be the right one
It might not be the right time
But there's something about us I've got to do
Some kind of secret I will share with you

I need you more than anything in my life
I want you more than anything in my life
I'll miss you more than anyone in my life
I love you more than anyone in my life


y aca esta el videito.

http://www.youtube.com/watch?v=c88AeEBGNmM&feature=related

P.D. perdon prometo ya no interrumpir el cause de los comments, pero tenia que compartir esa rola.

Andrea dijo...

Nacha: Anímate!! En la pista del zócalo no te rentan los patines, te los prestan así sin que pagues ni un peso. Qué lindo!! No se te antoja ir???
P.D. Le vas al América???????... Pumas campeón 2008. jajaja.

Moncha: Ya supéralo. Fue un ac-ci-den-te. Además fue muy gracioso. O qué, me hubieras dejado caerme a mi sola??? Eso es solidaridad y no chingaderas. Involuntaria... pero solidaridad.

Mill: Sí está llegadora tu rola. De quién es??? La q tb me gustaba era la de I still wake up in the morning thinking about you de Goma.

Fer, alias Nacha dijo...

Buaaaaaa!!!
Por q, Millhouse, por q??????
Yo ya estaba superando la depresion colectiva y ahora otra vez la rola esta muy triste!
Anyway tendre q ver el video y averiguar d quien es.

Ninja Peruano dijo...

Andie: ¿De que hablas? Yo soy todo un maestro patinador, creo que hasta sabia patinar hacia atras.

Fer: Ve el lado positivo, si te pones los patines naranjas, al menos ayudaras a mantener viva la tradicion de los patines piteros.

Mónica: La de las greñas jaladas eras tu??
Recuerdo haber oido esa historia jaja

Millhouse: Creo que esa es la unica rola de los robots franceses que me ha llegado... aunque digital love tenia lo suyo.

claudia dijo...

tantos recuerdos!!! los patines naranja me daban mucho asco!!!
ahora yo quiero ir a patinar contigo ^_^

Ninja Peruano dijo...

Tu ni sabes patinar, solo eres un ejemplo viviente de las personas que se dedican a tirar a los demas.

Pero si, tirar personas suena divertido, luego vamos a patinar, pero al zocalo.

silvestre dijo...

¡EXTRA! ¡Ya salió el tercer número de Silvestre el Gatto! Lean las apasionantes aventuras de Silvestre con Kim Novak Lucifer.
Aun no patinan en hielo pero seguramente lo harán en un lago congelado del norte de Italia.
Faremo scorrere della mano della diosa fortuna !