lunes, 13 de septiembre de 2010

Sabiduría profunda contenida en pocas líneas


Nunca, NUNCA es buen momento para hacer chistes de aborto con tus amigas recién embarazadas.


Créanme, las reacciones no son bonitas.

12 comentarios:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Verga...
De eso no puede salir nada bueno. Nada bueno.

Ninja Peruano dijo...

¿Del embarazo?

Estoy de acuerdo.

Janus dijo...

La gente cada vez tiene menos sentido del humor... a mi me pasa eso cuando cuento chistes sobre muertos en los funerales.

Ninja Peruano dijo...

¿Y no se ríen?
Cocksuckers...

Αποκαλιπσισ dijo...

Vaya, a veces a uno no lo queda más que reir y aún así nos damos el lujo de despreciar chistes... la vida decae cada vez más...

Ninja Peruano dijo...

Y cuando te das cuenta, estás embarazada y arruinaste tu vida, ja.

allizzia dijo...

Entiendo las reacciones.

Igual diré chistes de aborto a las embarazadas.

Y luego correré. Su gran panza les impedirá seguirme.

Ninja Peruano dijo...

Ruedan más rápido de lo que creerías.

M A M B A dijo...

¿Rodar? Eso seguro las haría abortar...jo.

Ninja Peruano dijo...

Ese es el punto, ja.

STELLA dijo...

Yo tambien la cago con los chistes, es mas, si quieres hacer llorar a alguien pideme que le cuente uno, no se porque siempre cuento chistes de muertos en funerales, chistes de terminales en una sala de espera de hospital, de gallegos en un elevador lleno de españoles y asi y asi y asi..

e. e. rangel dijo...

smart...