jueves, 6 de mayo de 2010

De... ¿nada?

Impresionante.
El día que jamás pensé que llegaría, llegó.

Vaya, pensé que moriría mucho antes de ver llegar este momento. Es... menos reconfortante de lo que pensé que sería.

Por primera vez en mi vida; no tengo nada de qué quejarme.

Odd, right?

Y eso me pone en una disyuntiva, porque siempre he dependido en mi (hasta ayer) inagotable habilidad de quejarme de todo y de todos, para poder escribir en este blog; después de todo, se supone que era una forma de catársis.
And now, nothing. Emptyness.

¿De qué necesitaría hacer catársis si no hay nada particularmente malo o dramático en mi vida?
¿De qué puedo quejarme si por primera vez en Dios sabe cuánto tiempo, todo marcha sobre ruedas?
Me siento... desnudo. Siento que alguien se robó mis superpoderes.
Me siento como Batman sin su anillo de fuerza.

Necesito quejarme de algo, o si no, mi cabeza explotará.

¿Quejarme de que la gente es estúpida?
¿Para qué? Todo el mundo lo sabe. Y si no lo sabe, es porque es parte de la gente estúpida.

¿Quejarme de los chinos?
No gracias, ya tengo suficiente teniendo que aguantar su estúpido olor a ginseng y su mirada conspiratoria como para además dedicarles más tiempo quejándome acerca de ellos. No merecen mi tiempo, pinches chinos culeros.

¿Quejarme del calor?
No. Todo el mundo se está quejando, ya no tiene gracia.
Mejor me quejo del frío y así al menos confundo a una o dos personas.

¡No tengo nada de qué quejarme!
¡¿Qué le pasa a mi vida?!

Odio esto, lo odio. Es como si de repente estuviera madurando y viendo las cosas en una luz diferente.
No quiero madurar; madurar es para gente adulta.

Supongo que si todo falla, siempre podré quejarme acerca de no tener nada sobre qué quejarme.
Un recurso un tanto barato, pero en la guerra y la literatura, todo se vale.

Odio no poder quejarme de las cosas.
Sí, vayamos con eso.

19 comentarios:

DvD dijo...

¿Quejarte de que no hay nada para quejarse? Un tanto extraño...
Cierto, estas madurando... o si quieres que lo diga en otras palabras: te estas volviendo aburrido.
No lo digo por mi (lector), lo digo por ti, por tu vida y tu forma de pensar; tus 23 años ya te pesan

Ninja Peruano dijo...

Créeme, lo he notado.

allizzia dijo...

Quéjate de Australia. A esos nunca los pelan. Algo malo deben tener.

Yo seguiré quejándome del calor, por que en realidad lo odio.

Ninja Peruano dijo...

No puedo.
Australia es el país más hermoso del mundo.

Amo, AMO Queensland.

STELLA dijo...

Cuando incluiste a Dios en el Post y no fué para blasfemar/criticar/quejarte/burlarte...en serio me asustaste.

C'mon, hay tantas cosas de que quejarse...

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

Podrías... quejarte de los blogs ajenos o de que sus escritores no tienen desgarradores ojos verdes...

Ninja Peruano dijo...

Stella: Es que Jesús es mi pastor, y nada me faltará.

Chuy: Podría, pero creo que no tener desgarradores ojos verdes es castigo suficiente para ellos.

KuDaKi dijo...

¿Batman sin su anillo de fuerza?

xD!!!!

Janus dijo...

Siempre hay algo de que quejarse, sólo no has buscado bien.

Ninja Peruano dijo...

Kudaki: Así me siento, exactamente.

Janus: No, créeme, busqué hasta abajo de la cama.

la jesz dijo...

=O no tienes nada de que quejarte?...eso es chido supongo, al menos para mi, en cambio yo, cada vez encuentro más motivos para quejarme y me estoy haciendo mas amargada y eso no me está gustando nada.

Saludos

Ninja Peruano dijo...

Refléjalo en tu blog, a la gente parece gustarle.

Zorro de Terciopelo dijo...

Puedes quejarte de que Wendy Sulca, Delfín Hasta El Fin y La Tigresa del Oriente hicieron una canción juntos.

Ninja Peruano dijo...

Pero me parece hilarante...

Morgana MECANICA dijo...

Han hackeado a Dexter? D:

Dani Sonrisas Màgicas dijo...

No tienes nada de que quejarte?
Te paso una queja mía: Tengo una basura en el ojo, maldito ambiente mugroso...
Hummm...madurar??? no no, yo creo que comienzas a adaptarte, es feito pero no es aburrido, igual y pronto te conviertes en un don que no se queja porque tiene muchas otras actividades que realizar...

A no ser que estes enamorado...
El amor te aleja de la queja, malditos neurotransmisores. Pero no hay de que preocuparse, cuando dejes de estarlo estaras de regreso...

Digo, todo esto es una mera suposición... deberias de quejarte de mis suposiciones.

Te puedo dar unas terapias, gustas???

El mecartistrónico dijo...

Te puedo decir algo sólo para que tengas algo de qué quejarte. O al menos en qué entretenerte. En tu post hay dos faltas de ortografía, muy cercanas.

También puedes ir a mi blog donde después de meses puse un post (con material que alguna vez tú me proporcionaste) y leer. Y luego quejarte de mis malas ideas de arte como cierto gato italiano. O poner comentarios sarcásticos como cierto vampirata.

O quejarte de que el sistema para bajar los datos de los clientes no sirve y por lo tanto en vez de trabajar te pones a leer blogs.

B.J. dijo...

Y que tal un viaje a villa coapa para quejarse?

Ninja Peruano dijo...

Ok ok, sí hubiera tenido cosas de qué quejarme, tienen razón.