lunes, 21 de marzo de 2011

Nostalgia redituable

El otro día, en uno de esos ataques de tiempo libre que la vida te da, me encontraba yo en YouTube, viendo videos inútiles de ésto y aquello.

Brincando de link en link, fui a dar con un video de anuncios de los 90s.

Siendo sinceros, lectores imaginarios, me dieron un poco de ganas de llorar; en parte porque los anuncios de antaño eran chafísimas, y en parte por la nostalgia de haber olvidado lo chafas que eran.

Sea como sea, entre esas joyas del pasado no tan distante, me encontré un video en particular que llamó mi atención:


Disculpen la pésima calidad, no encontré uno mejor.


Obviamente, ese video fue seguido por el obligatorio "¡claro, los Hielocos, los recuerdo!" y el ojito Remy que reflejaba los años tan lejanos en que lo más preocupante del mundo era completar la colección de loquesea que Sabritas o Coca nos dijeran que teníamos que coleccionar.

Regresando a aun presente que está muy lejos de los Tazos y los Pepsilindos, me metí a Google a buscar más cosas de los Hielocos.
Google me llevó hasta Mercadolibre.

Shit happened.

¿Sabían que hay gente que todavía vende Hielocos?
¿Sabían que un sobre con 2 Hielocos se está vendiendo en 40-50 pesos?
¿Sabían que hay un chingo de gente interesada en comprarlos?

¡Es un negocio millonario!*

Pasé mis sensuales manos por mi aún más sensual barba, y me puse a pensar.
Resulta que, en algún lugar de mi clóset, yo aún tengo mis colecciones completas de Hielocos.

Emocionado, me puse a hablar con un amigo, y le dije que acababa de descubrir cómo iba a pagar mi iPhone nuevo.

"¿Vendiendo tus Hielocos? Estás pendejo, ¿cierto?", me dijo.

"Tal vez, pero cuando te haga una llamada desde mi nuevo celular pagado por la nostalgia y las malas decisiones de negocios, veremos quién es el pendejo"
"Claro, me pregunto quién será el pendejo aquí...", me contestó.

Fuck him. Smartass.

Estaba a punto de buscar mis Hielocos para tomarles fotos y venderlos en Mercadolibre por miles de pesos (nunca subestimen la estupidez de la gente, siempre hay alguien dispuesto a comprar las cosas más inútiles del mundo), cuando tuve una mejor idea:

Si el día de hoy, apenas 12 ó 15 años después de que Coca-Cola lanzó sus Hielocos, se están vendiendo en esa cantidad de dinero, imaginen en cuánto podrán venderse en otros 20 ó 30 años.
Soy un maldito genio.

"No, no los voy a vender", le dije a mi amigo.
"¿De repente tuviste un ataque de sentido común?"
"Claro, el sentido común de esperarme más tiempo y después comprarme un Porsche con mi dinero Hieloco"

Mi amigo guardó silencio.
Seguro era el silencio de alguien que reconoce las ideas brillantes de los demás.

En serio, soy un maldito genio.



*Ok, millonario tal vez no sea la palabra.
A veces, cuando me emociono, tiendo a exagerar.

14 comentarios:

Deephardy dijo...

O podría pasar que Coca-cola viera la nostalgia de la gente y decida lanzar una nueva promo de Hielocos para conmemorar el aniversario o qué sé yo; entoces te arrepentirás de no haberle sacado algo de dinero a tus Hielocos cuando tuviste la oportunidad.

Hablando de nostalgia, ¿ya viste los nuevos Thundercats? Yo sólo he visto los trailers y a priori puede decir que van a apestar, La verda es que no sé cual es la maldita necesidad de dañar lo bueno.

Ninja Peruano dijo...

Pero los originales van a seguir valiendo más.

Sí, los nuevos Thundercats son un asco, estoy de acuerdo. Y las nuevas tortugas ninja también.

allizzia dijo...

Creo que yo también los tengo aún.

¡La colección completa!

Vaya, las nuevas tortugas ninjas... de eso no me acordaba.
Creo que estoy envejeciendo...

Janus dijo...

Yo me arrepiento amargamente de haber tirado mis hielocos y tazos y de haberle regalado mis batmans a mis sobrinos (los juguetes viejos también están bien cotizados). Afortunadamente aun conservo mis pepsicards, las cuales pretendo guardar unos años más siguiendo tu excelente estrategia de negocios.

Las caricaturas actuales, incluyendo los remakes de los éxitos de nuestra infancia, son malísimas con excepción de los padrinos mágicos.

Ninja Peruano dijo...

Allizzia: Las nuevas nuevas no han salido, así que no tienes por qué recordarlas.
Aunque algo me dice que después sólo querrás olvidarlas.

Janus: ¿Los padrinos mágicos son remake?
Woah! Didn't know that!

Αποκαλιπσισ dijo...

Yo aún tengo algunos hielocos, pero están maltratados, no sobrevivieron por completo a mí, salvaje, infancia (creo que no me quedó bien mi juego de palabras, no importa)...

El caso es que he olvidado lo que quería decir, pero los apoyo, las caricatúras nuevas apestan.

Ninja Peruano dijo...

Te vendo Hielocos. Bara baras.

Anciano Reencarnado dijo...

De aver sabido ubiera guardado las colecciones de pendejadas que salen en las papitas y de mas productos tapantes de arterias
cosas como tasos y demas chingaderas sin sentido
la idiotes de la gente me impresiona crei que lo abia bisto todo ya pero nhe hielocos no manches

Ninja Peruano dijo...

Evidentemente lo has visto todo menos un libro de ortografía.

Deephardy dijo...

Pepsicards, Hielocos, Tazos (los de Pokemón, claro), ¡Diablos, pero que viejo me siento! Además de viejo, también un coleccionista sumamente malo, no conservo prácticamente nada, ni siquiera mis Power Rangers ni ninguo de los superamigos.

Ninja Peruano dijo...

Los Tazos de los Looney Tunes eran todavía MÁS viejos... y también los perdí, carajo.

Kvvanchai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kvvanchai dijo...

¡Los tazos de Looney Tunes! ¡Esos los tengo completos! ¡Y hasta en sus micas protectoras! También esperaré unos 30 o 40 años y con lo que gane al venderlos seguro podré comprarme un depa en alguna playa, siguiendo la recomendación del Ninja Peruano, que estoy seguro que es un portento en el ámbito de los negocios...

Ninja Peruano dijo...

Invítame a tu playa privada. Llegaré en mi Jet compado con el dinero de los Pepsilindos de Michael Jackson.