sábado, 6 de septiembre de 2008

Porque lo prometido es deuda...

Hace tan sólo unos minutos, acabo de regresar a mi ermoza casa, después de haber salido con mis amigos del CUM.
En un restaurante de salchichas en plena Condechi, empezamos a hablar de los estragos de la edad sobre nuestros cuerpos, de nuestras prominentes panzas recién adquiridas, de nuestras también prominentes entradas, y de muchas otras cosas nostálgicas.

A la mitad de un hot dog de ternera alemana, uno de mis amigos se quejó de mi überlog, y de cómo ya no pongo historias interesantes. Entre bocados llenos de 3 tipos de mostaza, le prometí que iba a contar una experiencia recente.
Y como todas las buenas anécdotas, involucra escenas de desnudos.

Así que, tomen asiento, lectores imaginarios, porque estoy a punto de relatarles una historia de decepción, engaño y ridículo.
Digo, porque a fin de cuentas tengo que mantenerme entretenido en lo que hago la digestión, ¿no?

Hace 3 días, me encontraba yo en mi casa, haciéndo tarea, como todos los miércoles.
Verán, los miércoles no tengo clase, así que aprovecho para quedarme en mi casa y adelantar todas mis tareas.
También, decido no vestirme esos días, así que hace 3 días, me encontraba yo en mi casa, haciendo tarea, con mis sensuales pantalones de pijama del señor cara de papa.

El día pasó tranquilamente, y la noche llegó.
Una particularidad de mi persona, es que yo me baño en las noches, porque el prospecto de levantarme más temprano me da una flojera tremenda.
Ahora, la neta, yo no debería de contarles esto, porque me van a ver feo, pero normalmente no me baño los martes, porque si de todos modos al otro día me voy a quedar de huevas en mi casa, y ni siquiera me voy a vestir; entonces pues como que bañarse no tiene mucho caso.

En fin, decía, el día pasó tranquilamente y la noche llegó.
Levanté mi brazo, y olí mi axila en forma seductora, para hacer un cálculo de los daños.
Los daños eran graves. Había muchas víctimas y la ayuda internacional no llegaría hasta dentro de varios días; así que había que hacer algo pronto.

Pongan atención, porque aquí es cuando cuento la parte que involucra desnudos.
Me encueré, y prendí mi regadera.
Salió un chorro todo puto, que a los 3 segundos desapareció.
"Puta madre... no hay agua, ya me chingué." pensé, con mi característica inteligencia aguda.

Lo que ustedes no saben, es que eran las 12 de la noche, y yo era la única persona despierta en mi casa.
Con una gran muestra de consideración y respeto hacia mis padres, decidí despertalos para decirles que no había agua, y que le fueran a prender a la bomba (todo esto pasó mientras yo estaba cubierto solamente por una toalla).

Mi señor padre, el italiano, bajó a regañadientes, y después de un breve análisis de los baños de la casa, entró a mi cuarto y me dijo: "Tu baño es el único que no tiene agua."

"No mames", contesté.

"Sí, ve a bañarte al de mi cuarto".

Cargando mi cepillo de dientes, me dirigí al baño de mi jefe, mientras chiflaba una canción alegre. De nuevo, tapado solamente por una toalla. A las 12 de la noche.
En las escaleras, perdí la toalla y el pudor, por culpa de un tropezón, que además, me jodió el dedo chiquito del pie.

Llegué al baño, me despojé de mi única prenda, y prendí la regadera.

De nuevo, chorrito puto seguido por sequía burlona.

Era obvio que el karma me estaba jugando una mala pasada. Tal vez producto de cuando le robé un dulce a un niño, o de cuando me burlé de la discapacidad de los niños teletón.

Salí, enojado y frustrado, y le dije a mi papá: "Andrés, aquí tampoco hay agua. Pon la bomba por favor."
Fue entonces cuando me dijo: "Ah, sí; la bomba está descompuesta, mañana vienen a arreglarla."

Derrotado y cochino, regresé a mi cuarto. En el camino volví a perder la toalla, porque se atoró con la perilla de una puerta.
Sin más que hacer, empecé a lavarme los dientes. Claro, olvidé una cosa.
No había puta agua.
Lo recordé ya que me estaba lavando los dientes, claro.
Tuve que escupir en mi retrete y hacer buche con la botella de agua que tengo junto a mi cama.

Quitarme los lentes de contacto también fue un pedo, porque normalmente me mojo los dedos para que el lente no se me pegue al ojo.
Creo que me llevé media retina del ojo derecho.

Durante la noche regresó el agua, pero eso no quitó que tuviera que levantarme a las 5 30 para bañarme y no tener que ir a la escuela viéndome y oliendo a vagabundo. El olor sí se me pudo quitar.

¿Y lo más jodido?
Lo mismo volvió a pasar al otro día, y claro, el maldito señor de la bomba no había ido, así que todo se repitió.

Creo que todo era una broma cósmica para reírse se mí cuando perdiera la toalla, y para que el Big Brother pudiera ver mis hermosísimas nalgas.

Eso me recuerda a una historia de cómo el viento se llevó la casa de campaña de un amigo; dejándo que todos los que estában en la fogata pudieran verlo desnudo.
Es una gran historia, pero ahora no hay tiempo para contarla.

Las malditas salchichas alemanas están siendo digeridas, y la naturaleza llama.
Por Dios, espero que haya agua en mi baño...

20 comentarios:

Maese Pitirijas Mcloud dijo...

Siempre puede optar por subir una cubeta y fungir como bomba humana, recuerde que siempre puede parecer lavacoches con entrega de camioneta alvada antes de las 5:00 am.

Recuerde que siempre es mejor "Mi aroma es tu recuerdo" que huele a Pasuco.

Lenna dijo...

aaaaaaah definitivamente has salvado una vida el día de hoy con tu post... ah larga historia pero algun día se la contaré Ninja y su misión secreta será hacerme reír, de mi propia persona cero sensual...

Miss Mac Lovegood dijo...

Ese sensual ninja con los karmas... me late que si es por los niños Teleton.

Tienen poderes... vaya que sí.

<_< Espero que no lean mi mente porque de ser asi ya me jodí también. De nuevo.

0rLand0 ] dijo...

Que jodido te salio quererte bañar cuando las brujas hacen de las suyas.

Y que paso con lo ultimo si hubo agua??.

Ninja Peruano dijo...

Master: El problema era que no había agua ni para las cubetadas.

Lenna: Espero que mi falta de agua salve más vidas todavía, y espero escuchar/leer la historia pronto.

Miss Mac: Yo digo que son como Michael Myers en el Halloween original, no el remake pitero.

Orlando/Rolando: Sí, ya tenemos bomba.

chokö dijo...

si quieres una buena historia corre a ver Rec. Hay dos de tus miedos favoritos: Zombies y hasta sale una familia de chinos. Te encantarà.

y si no por lo menos saldràs nervioso de la sala.

:)

Ninja Peruano dijo...

La vi pirata.

Malditos españoles, sólo dicen "Joder".

Joder.

Miss Mac Lovegood dijo...

Recomendable?
Es que... es española!!!

(La vería sólo para ver si matan a la familia de chinos. Aunque pensándolo bien... hay un chingo de esos en el mundo, unos cuantos menos no importarán tanto).

Ninja Peruano dijo...

No, la neta no puedo recomendarla.

Andrea dijo...

Te odio. Ese día me despertaste como tres veces por tus ires y venires y sobre todo por tus torpezas de andarte trpezando en el pasillo de duela QUE ESTÁ JUNTO A MI VENTANA. La próxima vez que no haya agua, aguántate. O camina despacio y de puntitas.

La niña Medeiros es la neta.

Ninja Peruano dijo...

Discúlpame por tener la necesidad de correr desnudo por la casa princesa.

Andrea dijo...

A webo.

Ninja Peruano dijo...

< /sarcasmo >

¬_¬

Pat dijo...

Dos cosas:
1. Tu y lenna son mis nominados para Mr. & Ms. Quejas 2008

2. Fuera de la razon por la que escribiste el mail, efectivamente eres muy sensual eso de la toalla...

Ninja Peruano dijo...

En serio?

Que tal si mejor me nominas para Mr. Sensual Toalloso 2008?

Andrea dijo...

No quieres hacer eso Pat, creeme.

Traumatismo dijo...

Mi estimado Ninja Peruano:

Que bueno leer que momentos después que bajaste de mi patas de hule te pusieras a escribir acerca de esa anécdota que me contaste en muchas menos palabras durante la cena Germano-condechi multimostazas.

Me agrado mucho el post y de nuevo me reí de tus pendejadas.

Por cierto, ¿ya te tatuaste tu media cadena de ADN? ¿Quedó chida?

Saludos Merol

Lady Vendetta dijo...

que sensual post, que familiar anécdota y...vamos! acaso en el CUM no aprendiste que uno puede (y a veces debe) ir viendose y oliendo como vagabundo a la escuela?

Ninja Peruano dijo...

Traumatismo: Se agradece la dejada en patas de hule. Y sí, en efecto, después de tu queja bloggera, te prometí que iba a postear acerca de esto; por eso no te lo conté explicitamente, de todos modos, escribo mejor de lo que hablo.

Y ya rola las fotos, ¿no?

Padawan: El CUM me enseñó a llevar el olor de vago con orgullo, pero viendo mis fotos de esas épocas, decido no caer en lo mismo otra vez.

Miss Mac Lovegood dijo...

Pues claro... es como recordar como alguien bailó con Ileana en la prepa... y ahora se arrepiente y YO estoy para recordarselo hasta el fin de los dias...